Seis hermanos dan la bienvenida a su hermanita


Dicen que con el nacimiento de un nuevo bebé, lo más normal es que el hermano mayor se sienta desplazado, pues piensa que alguien llegó a quitarle el trono del hijo consentido, que le robará atención, pues sus papás y la familia e incluso amigos estarán más atentos del nuevo integrante.



Hay casos en los que antes de que nazca el hermanito, desde que la mamá lo lleva en su vientre recibe los celos del hijo mayor, hacen lo que sea por llamar la atención. También se da el caso contrario, no sabemos si los menos, en que los hermanos mayores esperan impacientes por conocer a su hermano porque ya quieren convivir y jugar con él o ella, y piden a su mamá que lo saque pronto de la barriga.



El primogénito necesita un tiempo para procesar el hecho de que ya no será el único hijo, de aprender a compartir con sus padres y por supuesto con el nuevo retoño. Los papás también tienen que aprender a integrarlo, saber cuánto mimarle para que no se sienta menos querido, pero a la vez que no se convierta en un niño o niña consentido.



La mayoría de las experiencias sobre los celos en esta etapa son contadas por los papás o las personas que rodean a la familia y dan testimonio de lo que presenciaron. Pero, y qué pasa con la opinión de los hermanos mayores, podríamos conocer, aprender y entender más desde su propia experiencia, qué es lo que sienten, qué piensan.



Una mamá de seis varones de entre 2 y 13 años, grabó en video las reacciones de sus hijos al conocer a su pequeña hermana Ruby.



Vean cómo reciben a la bebé, las muestras de cariño, las preocupaciones, lo que serán capaces de hacer por su hermana menor, sus rostros de sorpresa al no saber qué van a hacer, pues desde que nacieron sólo han convivido con niños.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Pintura escurridiza

El lado oscuro de las Princesas de Disney