Mostrando entradas con la etiqueta Vidrio. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Vidrio. Mostrar todas las entradas

lunes, 5 de junio de 2017

Vitrología


Color, vidrio  y manejo de la luz son elementos esenciales en un vitral. El vitral es una obra artística que brinda calidez y distinción a un espacio.  Es un arte que depende completamente de la luz y el adecuado manejo de ella permite plasmar bellos paisajes, retratos, diseños abstractos.



Un vidrio de colores constituye una combinación de varias capas de superficie transparente que conforman motivos ornamentales figurativos o abstractos.




Los estilos pueden ser muy variados, victorianos o modernos, los primeros  toman como base la flor de lis y mezclan formas suaves con las texturas de los vidrios incoloros y biselados. El diseño moderno es más abstracto y se vale de figuras geométricas y la combinación de texturas y colores es más libre.


Jean-Pierre Weill es un artista que pasó momentos complicados y pensó que tendría que olvidarse del arte para dedicarse a un trabajo más ordinario, pero una luz lo iluminó y comenzó a trabajar en vidrio y a crear bellas obras sobre él.



Vitreography es una colección en 3D compuesta por una gama de temas que incluyen  retratos expresivos, naturalezas muertas multidimensionales y paisajes cautivadores.




Jean-Pierre utiliza las luces, las sombras y profundidad para crear ilusiones ópticas. Trabajando por capas, inventó una forma de usar el vidrio, logrando un efecto 3D en cada una de sus obras. Mientras que la profundidad hace un juego de hacer la pintura más oculta, la luz y la sombra crean una ilusión de movimiento, que todo en su conjunto es realmente sensacional.


En múltiples niveles hizo que mucha gente se interesara en esta técnica, y ahora su trabajo es reconocido y bien vendido.



Conozcan más del trabajo de Jean-Pierre dando click en el nombre. 

lunes, 8 de junio de 2015

La belleza de la medusa


En la película Invencible del cineasta Werner Herzog hay una notoria utilización de unos personajes secundarios que no son humanos, pero que si son seres vivientes: las medusas.


¿Y por qué habría medusas en un película con temática nazi? La aparición de estanques con varias medusas es el reflejo de los enigmas de la naturaleza, de sus caprichos por crear entes misteriosos.


El andar de estos animales marinos es un enigma para los especialistas. Su desplazamiento es tan suave, armónico y guiado por las corrientes marinas al carecer de ojos. Ellas tienen un destino, aunque la visión indique que sólo se mueven sinsentido.


En cada una de las medusas hay un encanto peculiar. Las salas de los acuarios donde hay medusas son las más visitadas. A todos los visitantes les provoca asombro. La expectación está latente por si en algún momento hará algo distinto, un movimiento que rompa con la armonía, incluso un enfrentamiento con otro anfibio.


Su aspecto gelatinoso, en ocasiones transparente, hacen que pensemos que es inofensivo, algo que en su totalidad no es cierto. Como cualquier otro ser vivo, si se siente amenazado ataca con sus tentáculos que contienen veneno [mortal para el ser humano según las condiciones]. Por ello se han ganado sobrenombres que le hacen honor a esas defensas.


“Aguamala” o “Lágrimas de mar” son algunos de los adjetivos que se ganaron. Lo cierto es que la persona que ha sido tocada por un tentáculo tiene que atenderse de inmediato, porque, según la especie, pueden provocar un shock anafiláctico. Su toxicidad también la utilizan para capturar a sus presas y alimentarse.


Se han realizado varios documentos visuales para televisión y cine. Su misterio es extraordinario, su belleza es espectacular, digna de apreciarse en todo momento, aunque sea de lejos o detrás de un cristal.


En el mundo hay una colección envidiable de medusas. Una afición que nació por allá de finales de los años 80 y que tuvo como catalizador una visita al Acuario de Monterey Bay. La observación de las medusas fue un enamoramiento a primera vista para el artista del vidrio Rick Satava.


Su luminosidad y la cadencia en el deslizamiento por el agua fue una atracción que de inmediato le provocó una manifestación interna donde su creatividad pedía salir a la superficie para mostrar la majestuosidad de las medusas.


En los noventas comenzó la aventura creativa y artística. Aprovechando su habilidad en el manejo del vidrio soplado, Satava hizo esculturas de medusas de cristal que se encuentran dentro de recipientes de diferentes formas circulares.


Sus medusas están elaboradas bajo una técnica que él mismo inventó llamada “cristal en vidrio”. Esto es, dentro de esos recipientes introduce otro vidrio con color para detallar a los animales marinos.


La calidad de la obra es excepcional. La transparencia del cristal ayuda a que exista una similitud con el agua, por lo tanto, la ilusión óptica nos induce a pensar que los tentáculos se están moviendo.


Y para que se den cuenta del éxito de sus obras, en un par de escenas de la película Guardianes de la Galaxia aparecen dos esculturas de las medusas, así que también por ahí pueden checarlas y/o dando click aquí.