jueves, 30 de marzo de 2017

Escaleras technicolor


Todo parece indicar que hay una escalera muy famosa en el mundo, curiosamente no es material, sino lírica: la "Escalera al Cielo" ["Stairway to Heaven"] de Led Zeppelin, esa que habla de una señora que compra una escalera porque quiere llegar al lugar donde todo lo que brilla es oro.
 


 
Aunque la cosa no queda ahí. Las escaleras tienen un simbolismo especial. Desde la antigüedad las escaleras en Egipto, Mesopotamia y en la América precolombina te elevaban hacia el dominio de los dioses, cumpliendo con su objetivo fúnebre y de santuario religioso, de ahí deriva el nombre de Escalera la Cielo.
 

 
En la actualidad, las escaleras se convierten en un infierno para las personas. El esfuerzo por llegar al siguiente piso [o al último, en el peor de los casos] permite que la frente se llene de perlitas de sudor y que los pulmones sientan la necesidad de más oxígeno.
 

 
La arquitectura moderna sacrifica la capacidad respiratoria con el afán de construir más y más edificios; el chiste es crecer para arriba, ya que para los lados se acabó el espacio.
 

 
El crecimiento poblacional hace que la mancha urbana se desplace hacia zonas antes inhabitadas, como son las faldas de los cerros. Hay pequeñas ciudadades que están concebidas sobre o entre las montañas. En ambos casos, las escaleras públicas son obligadas, así que no queda más que ver el beneficio de que se tendrán piernas bien torneadas.
 

 
Pero, cómo les caería subir unas escaleras que no son ordinarias, que tienen una característica especial que las hace únicas, un distintivo del lugar donde se encuentran, un atractivo del contexto poblacional hecho para la localidad.
 

 
Los del sitio artFido se dieron a la tarea de recopilar una serie de escaleras que han sido retocadas por artistas del mural y el grafiti, trozos rectangulares de concreto que brillan en technicolor gracias a la obra plasmada en el granito.
 

 
Una colección que nos inspira a tener iniciativas similares para embellecer nuestro contexto cotidiano; una propuesta para acercar más a la población al arte; un dardo a los gobiernos locales para invertir en la creación de espacios que fomenten la paz y tranquilidad.
 



¿Verdad que con estas escaleras subimos y bajamos sin ningún problema?

lunes, 27 de marzo de 2017

Amor es...


El amor es, es, es… difícil de explicar. Si buscamos el significado en la red aparece: concepto universal relativo a la afinidad entre seres. Sentimiento de afecto universal que se tiene hacia una persona, animal o cosa.



Amor también hace referencia a un sentimiento de atracción emocional y sexual que se tiene hacia una persona con la que se desea tener una convivencia bajo el mismo techo o relación. Y sí, es la relación entre dos o más personas, pero no sólo es cuestión de afinidad.




Cada persona lo entiende y lo siente de manera diferente, depende mucho del entorno en el que ha crecido, cómo se ha relacionado con los demás.


Para algunos el amor es sacrificio, entrega, alegría, lealtad, fidelidad. En fin podríamos enlistar muchos conceptos, sentimientos, emociones, pero el amor verdadero cada quien lo vive a su manera.



El artista surcoreano Puuung ilustra las pequeñas cosas que hacen que las relaciones reales existan y sean encantadoras.




En su serie Love is Puuung presenta los pequeños momentos pero especiales que las parejas ordinarias comparten a menudo. Nos demuestra que el amor está en el aire y que el sentir amor no representa ser quien no eres, perder la esencia, esforzarse, es algo que se da de manera natural, que si comparten momentos agradables con alguien, con esa persona con la se sienten bien, el sentimiento fluye y cada acción y palabra hacen cada instante memorable.


Para Puuung el amor es “Un sentimiento con el que todo el mundo puede relacionarse. Y el amor puede venir en formas que pueden pasar desapercibidas en nuestro día a día. Por lo que, mi trabajo es encontrar el significado del amor en nuestra vida cotidiana y transformarlo en obra de arte”.



Conozcan más de las ilustraciones de Puuung dando clic en el nombre. 




jueves, 23 de marzo de 2017

Grandes miniaturas arquitectónicas


¿Se han dejado llevar por las apariencias?, cuántas veces se han dejado llevar por lo que sus ojos ven creyendo que es real. ¿Han sido engañados por la vista porque lo que se posa frente a sus ojos tiene toda la apariencia de algo existente?





Espectaculares locaciones y escenarios Hollywoodenses o grandes producciones cinematográficas de diferentes países nos han dejado con la boca abierta, sorprendidos de los espacios tan espectaculares que muestran en la pantalla. Arquitecturas maravillosas, bosques y castillos de cuentos de hadas, hacen pensar en el gran trabajo de investigación de locaciones que se hizo para encontrarlos y lo costoso que debió ser trasladar a toda la producción y talento. La realidad es que todo puede ser parte de un truco.






El famoso green screen, esa pantalla verde en la que se montan las escenas, hace posible lo imposible, permite agregar digitalmente el fondo que desees, gracias a la magia de la edición.





El croma no es el único truco también están las maquetas, eso sí el encargado de diseñarlas debe ser todo un experto para que no se le vaya ningún detalle que delate que nada es real y las paredes son de cartón.






El miniaturista y artista ilustrador australiano Joshua Smith es todo un experto en construcción de maquetas de paisajes urbanos, cortinas de tiendas y muros grafiteados, contenedores de basura, el deterioro de la arquitectura, cajetillas de cigarro, la humedad, basureros, hojas de árboles, ropa colgada afuera de las ventanas.





Smith cuenta con una carrera de más de 17 años que le ha permitido exhibir sus obras en Londres, Berlín, París, Nueva York, Japón y en todo el territorio australiano en más de un centenar de exposiciones. Su trabajo ha estado enfocado en el esténcil pero hace un año decidió experimentar más con su debilidad por lo microscópico, es así como diseña perfectas maquetas con lujo de detalle.