Entradas

Pixar y tú

Imagen
¿Cuántos de ustedes [de nosotros] están enamorados de las historias que nos entregan las mentes extraordinarias de Pixar? Desde que en 1995 lanzaron Toy Story, el primer largometraje animado por computadora, se hicieron acreedores de los corazones visuales de las multitudes que abarrotan [abarrotamos] los cines para ver algo más que una simple historia infantil.





Aunque no solo las historias con todo y su mensaje son lo importante. Uno de los ganchos finos del éxito del estudio de animación es la creación de la figura humana, animal y fantástica que logran. La minuciosidad con la que trazan a sus personajes es impresionante y casi real. La interacción de elementos digitales encuadran a la perfección en el gusto de los cinéfilos de todas las edades.





Imaginen por un momento que los de Pixar los vieran caminar por la calle o se metieran a sus redes sociales y les gustara su personalidad física para crear un personaje basándose en ustedes. ¿Cuál sería el resultado?





La divagación renancentista

Imagen
Las obras del Renacimiento parecieran fácilmente identificables. La sobriedad que manejan es un sello de la época, de los encargos a los artistas. Los rostros que pintaban o esculpían se muestran apacibles, sin emociones más que aquella que le imprimían de agrado por ser modelos.




Las desviaciones de aplicar al arte otros elementos eran castigados, así que los artistas tenían que acatar las órdenes. Las solicitudes eran vastas, pero nada ni nadie agregaba colores, trazos o tallados que rompieran los estereotipos.




Afortunadamente los siglos han pasado y la situación es distinta en nuestro tiempo. Gerard Mas es un escultor español que decide darle un poco de humor y coquetería a sus trabajos. Teniendo como base el alabastro, esculpe bustos de personajes renacentistas agregando el factor popular como una paleta, una bomba de chicle, una lengua fuera de la boca o el micrófono de una diadema.

Y tú, ¿cuál peinado prefieres?

Imagen
Para las mujeres, las mañanas suelen ser una locura total, y todo inicia después de bañarse. En ese momento comienza el peregrinar, las idas y las vueltas del clóset al espejo para decidir cuál será la ropa que se pondrán; ese es el capítulo uno. La segunda parte radica en la elección del peinado que van a elegir: en una trenza, en dos, de lado izquierdo o derecho, usarán gel, mousse o crema, se lo alaciarán u ondularán… en fin.




En Nigeriael peinado es todo un arte para las mujeres; es parte de su cultura. Aprovechan el largo de su cabello para moldearlo, no a su antojo, sino con una intención que afiance su cosmogonía, sus costumbres.





Ese es el hilo conductor de la serie Chromatin del artista visual Francois Beaurain, trabajo que se basó en la obra Medina Dugger llamada Chroma para darle movimiento a esos cabellos entrelazados. Cada cabeza muestra figuras geométricas y fractales que explotan la similitud en ambos hemisferios, resaltando la importancia africana hacia miles de fibras cor…

La supercámara lenta

Imagen
Las cadenas de televisión en su ramo deportivo siempre buscan tener un buen nicho de seguidores [de hecho son los que otorgan mayor ranking] y para ello se hacen de todas las herramientas tecnológicas que hay en el mercado… y de las que aún no salen a la venta.



Una de las bellezas que se han creado son las cámaras de video de alta velocidad que captura imágenes ralentizadas. Para darnos una idea, la televisión emite visuales en 30 cuadros por segundo, el cine en 30 cuadros, mientras que las famosas cámaras Phantom lanza a la pantalla ¡1560 cuadros por segundo! De ahí que podamos apreciar hasta el mínimo gesto del jugador o el vuelo de una gota de sudor.



Gav y Dan son dos cuates que crearon un canal en YouTube. Poco a poco se dieron a conocer en el medio como The Slow Mo Guys. Ahí presentan capítulos donde utilizan su cámara para captar secuencias de diferentes disciplinas [no sólo deportivas] para que veamos la esencia del viaje de los objetos desafiando la física.

Suéteres mimetizadores

Imagen
Los suéteres que tejía [o teje] la abuelita son la onda. Eso de los puntos y reveses tiene su ciencia y no es apta para todos. Elegir los colores del estambre, pero sobre todo, calcular las medidas de los nietecitos para que les quede bien sólo se hace a “ojo de buen cubero”.




Hay momentos embarazosos que a muchos les gustaría mimetizarse con su entorno o por lo menos pasar inadvertido para los demás. El artista Joseph Ford elige las puntadas de la abuela, bueno, en este caso son de la tejedora Nina Dodd, para lograr una sesión de fotos donde sus modelos tienen suéteres que se camuflajean con el medio.




La dinámica de la serie Knitted Camouflage es sencilla: él elige la locación y pone la cámara y ella se da a la tarea de agarrar sus agujas y tener la variedad de estambres de colores que necesita para hacer visible/invisble la prenda.

Construcciones colgantes

Imagen
A cada minuto, a cada segundo el mundo se llena más de personas. Existe una sobrepoblación que avanza a tal velocidad que la Tierra comienza a ser insuficiente. Y toda esa cantidad de gente necesita vivir en algún lado [claro, siempre y cuando tenga los medios económicos para hacerlo].



Si la situación no fuera tan decepcionante por la injusta distribución de la riqueza, los gobernantes podría adoptar el modelo de construcciones colgantes del artista españolDavid Moreno. Una serie de ciudades construidas con microvarillas de acero y alambre de piano que se entrelazan para dar forma a viviendas suspendidas en el aire.