Mostrando entradas con la etiqueta Basket. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Basket. Mostrar todas las entradas

viernes, 9 de junio de 2017

Cuando el basket y el fut se unen


Estamos a mitad de año y la agenda deportiva se empieza a llenar con muchos y variados certámenes.


Estamos viviendo unas finales de la NBA vibrantes, con una rivalidad que ya es un clásico entre los Guerreros de Golden State, de Stephen Curry y Kevin Durant, contra los Cavaliers de Cleveland, de LeBron James y Kyrie Irving. Esta es su tercer final consecutiva con un título para ambas escuadras y, posiblemente hoy los de la Bahía se podrían llevar a casa el trofeo Larry O’Brien.




Y por otro lado, se retoman las eliminatorias mundialistas en la Concacaf donde tendremos otro clásico [no con los niveles de los clásicos pamboleros de Sudamérica o Europa, pero al fin y al cabo clásico] entre México y Estados Unidos, rivalidad que llega a escalar más allá de lo deportivo por los tintes migratorios.




Después de ahí, los de El Tri agarran el avión para irse a Rusia a jugar la Copa Confederaciones, mientras otros jugadores se quedan entrenando en tierras aztecas para disputar la Copa de Oro en los Estados Unidos, la vuelta del socialismo al capitalismo en unos días.




Así que ver el bote y la rodada de un balón con la finalidad de que se incruste en las redes estará al alcance del control remoto.




Qué pasaría si estos fueran los deportes que siguen y un día se les juntaran a la misma hora los partidos, ¿cuál verían? ¿cuál sería el jersey que se pondrían? Uno encima del otro o se mandarían hacer una playera que estuviera dividida a la mitad con cada uno de los colores de sus equipos, muy al estilo de las que venden a las afueras del Estadio Azteca.




Este problema podría resolverse si hacemos caso de la propuesta del diseñador gráfico canadiense Alexandre De Sève que lleva por nombre NBA football kits. Con ella podríamos estar a gusto de portar la camiseta con mucho orgullo.




¿De qué se trata? De algo no tan simple: es la fusión de los dos deportes vertida en los uniformes de fútbol, pero con los colores de los equipos de la NBA.




Las armaduras son una belleza, usando el estilo de las presentaciones de Adidas. De Sève retoma los modelos invisibles para jugar con los colores de una manera exquisita, mostrando lo que sería la playera de local y de visita.




En verdad es un buen pretexto para aquellos que tienen un equipo en el barrio, invertirle y reproducir alguno de estos diseños que están fuera de serie. Por cierto, como verán los uniformes son Adidas, y esto se debe a que el patrocinador de la NBA es la marca alemana.





Para conocer más del diseño de Alexandre, den click en su nombre.

jueves, 1 de junio de 2017

La cancha


Si a lo lejos ves un rectángulo con un aro [o lo que parece ser un aro], de inmediato sabes que estás cerca de la gloria, de esa pasión que recorre las fibras emocionales por entrar en contacto con el balón que será el hilo conductor hacia grandes victorias, como también algunas derrotas.




Una cancha de basket es más que una superficie de concreto, tierra o duela; representa un santuario donde se tienen que honrar las habilidades naturales, donde el respeto al contrincante se gana con esfuerzo, habilidad, cinismo, pero sobre todo, con deseos de triunfar.




Existen muchos tipos de pistas, abiertas y cerradas. Es probable que donde se fortalecen más los valores y principios sea al aire libre. El sudor es diferente, el contacto tiene mayor agresividad, las reglas del juego se ejercen de otra forma, las caídas tienen otra connotación, los tableros y canastas muestra el paso del tiempo, la batalla contra la intemperie.




No hay lugar donde se quiera estar más que en una cancha. El tiempo no existe, las preocupaciones cotidianas desaparecen mientras se está sumergido en el bote y rebote.




Este enamoramiento no conoce distancias ni condiciones. Un día se puede encestar en un aro con red, al siguiente se improvisa una cubeta o guacal en la calle con las dimensiones justas para tener dos o tres puntos en la cuenta. El basket no tiene impedimentos mientras existe el deseo.




El fotógrafo Rob Hammer tiene un amplio acercamiento al deporte profesional, y sabe que los atletas profesionales tuvieron su inicio en canchas alejadas a la realidad comercial y de marketing, razón suficiente para embarcarse en la travesía de The Basketball Hoops Project.




La serie es una colección intimista, realista y gloriosa de lo que representa el basket en la cultura deportiva de los Estados Unidos. Un recorrido a a través de diferentes canchas que emergen de los lugares más recónditos donde siempre hay una persona con los deseos de juntarse con un balón y una canasta.




Sin importar el clima que impere, la magnificencia del poste, el tablero y la canasta se erigen como un tótem, elementos que se adicionan al espíritu deportivo.




Para ver más de Rob, den click en su nombre.