Mostrando entradas con la etiqueta Niños. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Niños. Mostrar todas las entradas

jueves, 10 de agosto de 2017

Mejores amigos


Reiteradas veces hemos escuchado que el perro es el  mejor amigo del hombre, son cariñosos, leales, incondicionales, dispuestos a jugar y también a tomarse un descanso y tumbarse al lado de su dueño, en el peor día son capaces de hacernos sonreír, invaden el espacio personal porque les gusta la cercanía, se emocionan cuando ven llegar a quien los cuida, por eso y muchas cosas más es que los perros son excelentes compañía.



Muchos perros han formado parte de una familia de personas durante toda su vida, han crecido con cada integrante, conocen las alegrías y las tristezas por las que han pasado.


Un perro es una excelente compañía para un niño, aportan afecto y aprendizaje. Claro, no todo es del perro hacia las personas, hay que recordar que son seres vivos con necesidades y hay que estar dispuestos  a satisfacerlas, procurarlos y darles cariño.



Pueden aportar grandes beneficios a los niños, capaces de influir en el desarrollo psicológico. Los animales permiten el aprendizaje de valores, respeto, comprensión.



Por el lado emocional, la relación de un niño con su mascota es una buena oportunidad de que aprendan a socializar, de compartir, de querer y sentirse querido, aumenta el autoestima.


Una abuelita ha comprobado lo bien que se pueden llevar los niños y  los perros. Su nieta Mema, una linda pequeña de un año, se la pasa genial con Riku, un adorable poodle de diez años, juntos comparten divertidos momentos que la abuela fotografía y comparte en su cuenta de Instagram.



Mame y Riku tienen otro par de amigos, Gaku, de cinco meses, y Qoo de un año, que también posan con ellos para las fotos. Pero Mame y Riku son cómplices y una pareja explosiva.


Estas imágenes muestran la cercanía y el cariño que puede existir entre los perros y los humanos.


lunes, 10 de julio de 2017

Nene, nene, nene, ¿qué vas a ser cuando seas grande?


Una de las preguntas que más nos hacen cuando somos niños es ¿qué vas a hacer cuando seas grande? Llama la atención la pregunta pues muchas veces es formulada cuando ni siquiera sabemos a la escuela primaria incluso pre primaria que asistiremos.

Cuando somos pequeños quizá en lo menos que pensamos es qué estudiaremos y a qué nos dedicaremos profesionalmente, pero sí jugamos a ser un sin número de personajes y eso es lo que poco a poco nos lleva por el camino de lo que queremos llegar a ser cuando seamos mayores.


Muchos idealizamos ser médicos, bomberos, astronautas, veterinarios, dentistas, artistas. Podemos imaginarnos en cualquier papel y situación, lo mejor de todo es que sólo pensamos en lo que deseamos no en lo que necesitamos ser para obtener una buena paga.

LEGO, la marca de juguetes danesa que además de ser reconocida por sus bloques de plástico es una de las empresas que crea más nostalgia en el mercado de los juguetes pues es un recordatorio constante de la capacidad imaginativa de los niños, ha lanzado una campaña dirigida a los niños y  la construcción de su futuro.


Build The Future, campaña realizada por el estudio Ogilvy & Mather [Tailandia], no necesita palabras para enviar el mensaje deseado que muestra que los niños están construyendo su futuro poco a poco. Sólo tres imágenes sin texto presentan de manera minimalista el sueño de lo que quieren ser los niños cuando sean adultos.

martes, 20 de junio de 2017

Todo lo que es tres


Para comprobar que la vida pasa muy rápido sólo necesitamos observar a un niño o niña, en los pequeños es que se nota la velocidad con la que corre el tiempo, es por eso que no debemos desaprovechar ni un instante.




Un día despiertas y ves a tu hijo hacer algo nuevo, te sorprenden cuando se pueden incorporar y sentarse, cuando aplaude, se logra poner de pie, brinca, baila, se carcajea, aprende palabras, camina y poco a poco ves que corre y se va quedando atrás el bebé, ahora ya es un niño, sus juegos han cambiado, imita acciones de las personas cercanas a él, y en esa imitación se incluyen caras y gestos, el carácter, la personalidad, el estilo en el vestir, el gusto por los pasatiempos.




Dominique, es una joven mamá que pasa divertidos momentos con sus hijas, y para no perder detalle creó una serie de fotografías en las que aparece ella, Amelia de 10 años y Penny de 3. Juntas posan con el mismo look pero cada una con una personalidad definida.




All That Is Three [Todo lo que es tres] comenzó cuando Dominique notó que ella y sus hijas llevaban una prenda y un peinado similar. Amelia siempre quiere verse como su mamá y Penny como su hermana, así que entre las tres se imitan.




Dominique tiene una cuenta de blog llamada All That Is She, y de ahí el origen de esta linda serie de fotografías.




En las imágenes, además de compartir buenos momentos, Dominique nota el crecimiento de sus hijas, lo que se parecen y también lo distintas que pueden ser entre sí.



All That Is Three también muestra las personalidades de acuerdo a las edades, si vemos, Penny se muestra más divertida y juguetona, mientras que Amelia aparece más tranquila pero sin perder ese brillo de la niñez, y Dominique, una joven mamá estable y feliz de posar al lado de sus hijas.

miércoles, 14 de junio de 2017

Escondidas


¿Cuántos de ustedes han jugado a esconderse? Escondidas, escondidijo, escondidillas es un juego popular y muy sencillo que no requiere más que mínimo dos jugadores y, por supuesto, un buen lugar para esconderse. Cualquier espacio dentro de la casa, un parque o un jardín son buenas opciones para ocultarse.





Los niños son muy simpáticos al jugar a las escondidas, pues hay quienes creen que es suficiente con taparse los ojos y ¡listo! Nadie los ve.





Creen que están ocultos para los demás tan solo con taparse los ojos, como si al cerrar los ojos o llevarse las manos a ellos, una capa de invisibilidad se extendiera a su alrededor.





Investigadores de la Universidad de Cambridge implementaron un proceso de eliminación para saber la causa de esta costumbre en los niños. Todo parece indicar que los niños realizan una asociación entre el “yo” y los ojos, lo cual les lleva a pensar que cuando se los tapan, son invisibles.





Los niños tienen esa inocencia que suele encantarnos siempre. Nos sorprenden con su inteligencia, travesuras y gran creatividad. Sin embargo, cuando llega la hora de jugar a las escondidas, es imposible contener las risas cuando descubres los lugares insólitos en los que llegan a esconderse y que además ellos consideran que encontraron el mejor lugar y que seguramente el que los está buscando tardará mucho en encontrarlos.





Esconderse parecería un juego bastante simple pero encontrar un buen escondite no tanto, y si no lo creen, vean esta recopilación de pequeñines haciendo su mejor esfuerzo para no ser encontrados tan fácilmente.