Las pesadillas de los diseñadores gráficos


Toda profesión, disciplina o actividad que desempeñemos tiene sus riesgos, como se dice coloquialmente, son “gajes del oficio”. Está relacionado con algún inconveniente, accidente o prejuicio.


Toda actividad humana supone asumir ciertos riesgos. Comprender la importancia que posee el contar con un adecuado reconocimiento de ellos es vital. Algunos serán fácilmente detectables, otros se irán presentando conforme se desarrolle la acción.


Algunos peligros pueden causarnos temor, pues estamos conscientes de que pueden ocurrir y en la medida de lo posible quisiéramos evitarlos.


Cercana la fecha de Día de Muertos, o para algunos Halloween, los temores se acentúan más, ustedes pensarán, qué tiene que ver esto con los gajes del oficio y los riesgos, pues mucho. Situaciones incomprensibles, como si fuera un caso de la Mano Peluda, pueden suceder, y seres espeluznantes podrían acechar y propagar el pánico en los centros laborales.




¿No les ha pasado que cuando tienen mucho trabajo y necesitan que las cosas funcionen al 100% es cuando más se atoran? Por ejemplo, necesitan imprimir algo y la impresora se atasca o ya no tiene tinta, o tal vez es urgente que envíen un mail y se cae el sistema.


Los diseñadores gráficos suelen ser víctimas, no sólo de la tecnología, también de sus clientes, y no sólo en Día de Muertos. En otras ocasiones les hemos presentado la lucha entre estos protagonistas, ahora les compartimos 10 de las pesadillas a las que los diseñadores se enfrentan al momento de crear y los peligros a los que están expuestos sus diseños.


La bloguera Laura Busche del sitio web Creative Market, se dio a la tarea de preguntarle algunos diseñadores cuáles eran las preocupaciones que les roban el sueño y espantan su tranquilidad. Obtuvo muchas respuestas, las cuales trató de compilar en 10 ilustraciones de los temores en los que más coincidieron los encuestados. En su mayoría tienen que ver con los clientes que los acechan porque no tienen idea de lo que quieren, o creen que es muy sencillo diseñar.


El resultado, son láminas con toques de humor, con las que seguramente los que se dedican al arte del diseño se sentirán identificados, y los que no, podremos comprender su situación.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Pintura escurridiza

El lado oscuro de las Princesas de Disney