Mostrando entradas con la etiqueta Marcas. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Marcas. Mostrar todas las entradas

lunes, 24 de julio de 2017

Los anime de la comida rápida


Elegir un nombre que sea fácil de recordar e identificar con un servicio o producto es una de los objetivos de una marca, pues es importante que esté asociado a lo que ofrecen, que logre permanecer en la memoria de los clientes.


Además del nombre, un logotipo o lema ayudan a que se registre aún más en la mente de los consumidores, genera mayor sentido de pertenencia y ayuda a que tengan presente las marcas y tengan su favorita.


Una buena estrategia para reforzar la identidad de las marcas es la creación de un personaje, en la jerga publicitaria se le conoce como gimmick y representa los valores y la personalidad de la empresa.


Una caricatura, persona o mascota pueden ser esa figura que represente a la compañía. Uno de los objetivos de la creación de un personaje es que genere empatía con los consumidores, estrechar la relación ayuda a transmitir de manera clara y sencilla el  mensaje.


Para darle vida a un gimmick se debe tener en cuenta el público al que está dirigido el producto o servicio, por ejemplo si el consumidor objetivo es niños, el personaje debe ser colorido y muy divertido. Ahí tienen al Tigre Toño, Pancho Pantera o el Osito Bimbo.


La artista digital Ozumii Wizard  ha  transformado a la sirena de Starbucks, el Coronel Sanders, a Ronald McDonald en personajes de anime, algunos incluso les agrega una pequeña historia entre ellos. 


viernes, 26 de mayo de 2017

Lujo pambolero


El marketing hace de las suyas en todos lados, se mete y se instala en la vida de las personas y abre un camino para hacerse de un nicho de fieles seguidores de aquello que venden, de esas cosas que construyen una necesidad material.



Su omnipresencia cobija lo visible: arte, moda, deportes, política, ideologías, lo que le pongan; tiene la habilidad de reptar por los lugares más inhóspitos, contagiando de materialismo, saliendo victorioso.


Con el paso de los años, el fútbol se convirtió en una vitrina que tiene proyección nacional, y gracias a la globalización mediática, el mercado internacional es un aliado que puede igualar, o superar, las ganancias locales.



La publicidad se encuentra en las vallas que están alrededor del campo de juego, en mantas sobre el piso, en espectaculares, en animaciones a cuadro dentro de la transmisión, pero sobre todo, de donde nunca se mueve es de las playeras de los jugadores.


La colocación de las marcas en el pecho de la armadura es un patrón generalizado, son entradas económicas para los clubes. De eso dinero depende la contratación de un crack, un jugador que hará la diferencia en la temporada.



Desde que se dejó de lado la pasión por el juego y el fútbol se convirtió en un negocio redondo que gira por todo el planeta, la necesidad de las directivas por atraer más capitales se volvió una urgencia.


Los patrocinadores son vastos, desde el rubro automotriz o las casas de apuestas, hasta los grandes consorcios financieros bancarios, quienes, incluso, han logrado hacer que las ligas de fútbol lleven su nombre a cambio de una cuantiosa rebanada de pastel rellena de dólares.


Colocar una marca en el frente no es una tarea sencilla. Cuando se logra, las alianzas se anuncian a los medios de comunicación y el nombre comienza a circular por doquier, sin embargo lo que venden los patrocinios son productos de uso general.


Los jugadores pocas veces utilizan lo que ofrecen los socios del club, pero son un gran modelo de portar marcas que no tienen relación alguna con el deporte, como los nombres de los grandes diseñadores, las llamadas marcas de lujo.



En las calles, antros y galas, los futbolistas muestran el glamour dejando de lado el sudor de la camiseta. Visten las prendas con gran soltura e innovan en el vestir, imponiendo una moda, como esa de usar traje oscuro con tenis negros de base blanca.


El diseñador inglés Sean Bull se dio cuenta de este fenómeno, la fusión del fútbol con lo elegante, y emprendió el proyecto llamado Luxury Brands Football Kits, una colección de playeras con patrocinadores majestuosos.



Dior, Givenchy, Prada, Chanel, Hermés o Gucci son algunas de las tipografías glamourosas que se introducen en el pecho de las camisetas de equipos como el Paris St. Germain, Real Madrid, Juventus, Mónaco, Milán o la Roma.


Y no sólo los nombres de prestigio, sino que el diseño total de la playera tiene los elementos de prestigio que encumbran a las marcas. Algunas sobrias, otras más cargadas, pero hay la seguridad de que si salieran al mercado, se agotarían en un corto periodo, aunque su precio sería elevado.



Si quieren ver más de los diseños de Bull, den click en su apellido.

miércoles, 24 de agosto de 2016

"... determinamos nuestro propio destino..." [Parte 3]


Cuando formas parte de un equipo o realizas una práctica individual –que mas adelante te llevará a representar a una entidad- eres parte de una comunidad que busca destacar por medio de tus méritos.


El convertirse en un deportista destacado es una gran satisfacción. Es el premio de años de entrega y lucha, hasta cierto punto, eres el modelo a seguir de otras generaciones.


Si esa calidad deportiva te lleva a representar a tu país se materializa el sueño máximo; escuchar tu himno nacional es la melodía que penetra en lo más profundo de tu ser, capaz de mover todas las fibras e impulsar las lágrimas de felicidad, satisfacción y compromiso.


La marca deportiva Nike se caracteriza por la forma de romper esquemas a la hora de crear su publicidad. Su última entrega Unlimited, realizada por Wieden + Kennedy, hace gala de mensajes inspiracionales y nostálgicos sobre el poder del cuerpo humano cuando se le programa para triunfar… y también cuando no lo está.


Disfrutemos y vivamos la emoción de cómo la grandeza está dentro, sólo falta dejarla salir y explotarla para convertirnos en la mejor versión de nosotros mismos.


“… todos nos enfrentamos a obstáculos en la vida, pero al final determinamos nuestro propio destino.

martes, 23 de agosto de 2016

"... determinamos nuestro propio destino..." [Parte 2]


Desde pequeños, si los padres gustan de los deportes y/o lo practican, hay un buen porcentaje de que los hijos sean deportistas. El apoyo familiar es necesario y vital para tener nuevos atletas que sean competitivos y que se apasionen por lo que practican. No es una regla general, pero suele darse de esa manera.


Los objetivos se los plantea uno mismo, las metas están dadas de manera inherente, así que está en cada uno de nosotros tener escalas para ir avanzando hasta llegar a la cima, si es que en realidad se quiere llegar ahí.


La disciplina que escogemos se convierte en lo más importante. Si estamos en la escuela, los minutos pasan lentos por la ansiedad de llegar al lugar donde entrenamos o jugamos; sólo se piensa en mejorar el rendimiento.


Así es la base de los mejores deportistas de la historia. Ellos se enfocaron en lo que querían llegar a hacer, sacrificaron tiempo, la convivencia social, amistades, relaciones, y todo con el fin de cubrirse de ser los mejores.


Ejemplos hay muchos: Michael Jordan, Usain Bolt, Stephen Curry, Cuauhtémoc Blanco, Messi, Ronaldo, Neymar, Paola Longoria, Michael Phelps y muchísimos atletas olímpicos que vieron transcurrir los días y los años en su preparación… [continuará]

lunes, 22 de agosto de 2016

"... determinamos nuestro propio destino..." [Parte 1]




En muchos lugares podemos escuchar la frase que dice “el deporte mata”, la consigna no está ta errada. México ocupa el primer lugar en obesidad, principalmente por el sedentarismo de su población y la falta de ejercicio.


Regresemos un poco a lo casi acertado de las palabras mortales al deporte: cuando sientes pasión por una actividad física, la que sea, la necesidad de entrenar es dominante, el cuerpo lo pide a cada momento, la oxigenación, el drenaje veloz de la sangre, la sudoración y, por supuesto todo esto trae consigo dolor.


Ese dolor que mucha gente teme; el dolor que sientes al siguiente día porque cada músculo que utilizaste está cansado, impregnado de ácido láctico, de ahí otra frase popular “me duelen hasta los músculos que no sabía que tenía”. Claro, nunca lo van a saber, porque no los ponen a trabajar.


Los pretextos para no realizar ejercicio son variados, y algunos bastante inteligentes. Lo que es un hecho es que cada quien decide lo que quiere hacer. No es necesario calzarse unos tenis y ponerse un short y una playera para mantenerse en forma o por lo menos dentro de la línea recta.


Uno de los puntos clave para adentrarse en el mundo deportivo es la motivación. Es cierto que somos lo que vemos. El hogar es el lugar idóneo para iniciar una tarea que pareciera fácil, pero que no lo es: la motivación… [continuará]

lunes, 13 de junio de 2016

Mensajes ocultos

El nombre se deriva del de su fundador Adolf Dassler. Las tres rayas en forma de triángulo
simbolizan una montaña, que a su vez representa todos los retos que los deportistas
tienen que superar.

Así como cada individuo es diferente uno de otro, poseedor de su propia personalidad, también las culturas, las razas, los productos, todos y en todo se busca el toque de distinción.

La flecha es similar a una sonrisa, pues la compañía quiere que sus clientes estén
satisfechos,a demás se extiende entre las letras "a" y "z" en nun indicio de que la empresa
vende todos los productos imaginables,

Baskin Robins tiene 31 sabores, el rosa de la BR representa ese 31 y las iniciales
de la marca en el logo.

Una empresa o una marca también necesitan tener el detalle que los haga sobresalir sobre la competencia, es ahí donde entra el logotipo.

La letra "b" se parece a una persona que lleva auriculares.

Un diseño gráfico integrado por letras, símbolos y/o signos, que tiene como finalidad representar e identificar a una empresa o marca, así como distinguirla de las competidoras.

Este logotipo esconde en sus colores a un pavo real.

El logo no sólo representa la letra de su nombre, la "H" también representa a dos personas,
un cliente y un representante de la empresa dándose un apretón de manos.

Hay varios tipos de logos, los que representan el nombre de la marca, diseño conformado por tipografía, por ejemplo Yahoo, los que representan el símbolo o icono como es el caso de Nike, y los que integran tanto el nombre como el símbolo, como Adidas.

Entre las letras "O" y "L" hay una bandera danesa, aunque es coincidencia, la marca lo ha
utilizado como estrategia de marketing en el país escandinavo.


El objetivo de un logotipo, además de representar e identificar a una empresa o marca, por supuesto identificarla, también tiene la función de transmitir el concepto, el giro y estilo.

Entre las letras "E" y "x" hay un espacio en blanco en el que hay una flecha, que
subliminalmente, nos remite rapidez y precisión.

Para que un logotipo se posicione en la mente del consumidor, debe tener ciertas características: debe ser memorable, capaz de impactar visualmente cuando sea visto por primera vez para que sea recordado.

Se piensa que la parte central simboliza las hélices girando de un avión, por la historia
de la empresa con la tecnología de la aviación, pero está relacionado con una parte de la bandera
de Bavieraregión alemana donde la empresa fue fundada.

Entre la letra "F" y las rayas rojas hay un 1. Las rayas pretenden ser una representación gráfica
de la velocidad alcanzada por los coches de Fórmula 1.

Atractivo, debe ser acorde a la época, con un buen uso de colores y formas. Simple, para que sea reproducido en cualquier tamaño. Distintivo, debe ser único y original. Y algo muy importante es que debe ser acorde con la identidad corporativa, que sea capaz de transmitir el concepto y la personalidad de la marca o empresa.


Los logotipos tienen mensajes ocultos que van más allá de lo que vemos a simple vista. Algunos representan algo especial para la marca, los dueños, guardan experiencias o comparten algo divertido.

La famosa empresa de chocolate con sede en Berna, Suiza, incluye la silueta de un oso,
en razón de que a Berna se le conoce como la ciudad de los osos.

Les compartimos el significado de algunos logos famosos que nos topamos recopilados en el sitio Pondly.

Imagen estilizada de la cara de una persona. "Life is good" especialmente cuando jugamos
a Pac-Man.

Esta red social que utiliza la gente para colgar sus imágenes, "pinearlas" a sus páginas personales,
tiene en su logo un alfiler (pin en inglés)

lunes, 25 de mayo de 2015

Marketing metalero


En los noventas, los de MTV hicieron que la Liga de las Buenas Costumbres levantara la voz por la emisión de una de sus series animadas más polémicas: Beavis y Butt-Head. Los directivos y los personajes fueron tachados de estúpidos y de ser un mal ejemplo para la niñez y la juventud.


Beavis y Butt-Head son dos chavos que hacen de su vida lo que les place, siempre basados en ver televisión, comer nachos, beber refrescos, lanzarse a los centros comerciales y, sobre todo, escuchar mucho heavy metal. De hecho, sus playeras son de AC/DC y Metallica.



Este gusto era el hilo conductor para MTV, ya que se insertaba un video musical de alguna banda metalera dentro de los episodios. Algunos grupos esperaban ansiosos que ahí se estrenara su visual por la popularidad que llegó a tener el programa.


Todo era heavy metal para ellos. Siempre hacían headbanger [mover la cabeza para adelante y atrás] y tocaban la guitarra al aire con el acompañamiento gutural del sonido de la canción que escuchaban.



Imaginar que viviéramos en un mundo donde cada partícula estuviera impregnada de heavy metal sería una odisea. Muchos pegarían el grito en el cielo [con lo cual colaborarían al estruendo metalero] y otros serían las personas más felices del planeta.


Reversionar algunas marcas establecidas y multireconocidas fue una tarea del equipo de diseño Cornett para crear la colección Heavy Metal Brands. Su principio es que cada una debía tener la clásica tipografía que implementan las bandas metaleras, porque esa es una de sus herencias a la música.



Esas letras rojas que escurren sangre o las que están trazadas meticulosamente en ángulos rectos para otorgar fuerza y poder a un nombre que debe generar empatía entre los seguidores. Con la capacidad suficiente para que cualquiera que porte una playera se sienta orgulloso de formar parte de una comunidad, clan u orda. Beavis y Btt-Head lo hicieron a la perfección.


Cornett no sólo implementó la tipografía, sino que trajo a escena elementos tan especiales como las calaveras y los cuernos del diablo. La presentación de cada una de las láminas nos remonta a un póster que veríamos pegado en la calle y que anuncia la próxima tocada de nuestra banda favorita.



El principio redentor es “El Heavy Metal hace que todo sea mejor”, y si así es, los kleenex serán menos ásperos.


Para conocer más de Cornett, den click en el nombre.