Entradas

Mostrando las entradas etiquetadas como Viajes

Diario de viaje

Imagen
El proverbio chino dice que “una imagen vale más que mil palabras”, incluso podría valer mucho más, pues las interpretaciones que cada persona le da a lo que ve pueden ser infinitas.


La mejor manera de probar algo es viéndolo. Las fotografías, pintura o dibujos son una buena manera de representar la vida, de capturar momentos que queremos compartir, evidenciar. Cabe mencionar que aunque las interpretaciones de una imagen pueden ser diversas, quien realiza la foto o el dibujo lo hace con una intención y plasma lo que desde su perspectiva ve o lo que sencillamente quiere mostrar.

En nuestros días se valora más la publicación de una imagen en redes sociales que un texto, y más si éste es extenso. Es más fácil llamar la atención  por medio de una imagen que con palabras.


El ilustrador australiano Maxwell Tilse no sólo prefiere una fotografía que de cuenta de los lugares que visita, le gusta más hacer dibujos porque así plasma con detalle lo que él ve, reconstruye el momento, lo que más le at…

Doodledeux, una forma creativa de contar un viaje

Imagen
En la historia de la humanidad el hombre siempre ha dejado huella de su existencia, de sus conocimientos, descubrimientos, de su evolución. El ser humano siempre es conducido a escribir su historia.


En la vida cotidiana todos dejamos evidencia de nuestro paso por este mundo, pequeñas o grandes acciones, buenas o malas serán recordadas porque habrán afectado el curso de un evento, de nuestro destino e incluso el de alguien más.

Pinturas rupestres, jeroglíficos, textos, grabaciones, dibujos, fotografías, películas, cualquier objeto representa una evidencia de nuestra existencia.


En la actualidad lo más inmediato que podemos capturar y compartir para hacernos presentes y dejar la firma de que estuvimos en cierto lugar, son las fotografías o videos que velozmente se comunican a través de las redes sociales.

Antes para dejar en claro que estuvimos en un sitio lo hacíamos con una firma y la frase “Fulanito estuvo aquí”, ahora fácilmente se toma una fotografía y la hacemos viajar rápidamente por…

Apetitosas metrópolis

Imagen
Así como cada ser humano tiene su propia personalidad, lo que lo hace ser un individuo único e irrepetible que los diferencia a unos de otros, de la misma manera cada región, cada estado, cada país tiene características que los distingue de los demás.


Cuando salimos de nuestro lugar de origen nos atrae conocer gente nueva, costumbres distintas, visitar lugares emblemáticos, descubrir y comprobar si lo que hemos visto en las películas o lo que alguien nos ha contado es verdad. Si es cierto que en Roma utilizan las ventanas como tendedero, si en España hay muchas panaderías o tiendas de carnes frías o se escuchan sevillanas por doquier, si en Alemania la bebida del día es la cerveza.

Lo anterior podrán ser estereotipos, a los que probablemente todos en alguna ocasión hemos recurrido para hablar de una cultura o nación. Así como a los mexicanos nos identifican en otras partes por el mariachi, el tequila, el chile y los frijoles. Cierto es que no portamos todos y todo el tiempo el traje de …

¡Llévese el bonito detalle!

Imagen
Para muchas personas la experiencia y los conocimientos se obtienen de los grandes y pequeños momentos que viven a lo largo de su vida. Aprender de lo que los demás nos aportan, de la lectura, de lo visual, lo sonoro, de nuestro propio interés por investigar, nos beneficia y amplia nuestro conocimiento.

Viajar es una buena opción para ampliar los horizontes, de hacer a un lado los prejuicios y sobretodo abrir mentalidades, aprender de las distintas culturas, son conocimientos que sólo se adquieren viviéndolos, sintiéndolos. Por eso se dice que “quien no ha viajado no ha vivido”. Parte de la formación del individuo se logra con la experiencia de conocer otros lugares, personas, ideologías y costumbres.

Por supuesto que la lectura nos proporciona muchas herramientas para explorar otras tierras, nos transporta a aventuras jamás imaginadas, pero vivirlo en carne propia nos puede reafirmar la idea que teníamos de otra ciudad o país, o por el contrario descubrir que las personas, situaciones …