Mostrando entradas con la etiqueta Fotografía. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Fotografía. Mostrar todas las entradas

lunes, 21 de agosto de 2017

Cualquier parecido con la realidad...


El ser humano tiene en el ADN un gen que le permite mofarse de lo que se le presente en su vida cotidiana, ya sean situaciones, personas, animales, no distingue entre raza, sexo y género.




La capacidad para encontrar un chascarrillo de lo que ve, lo lleva a hacer comparaciones que pueden arrancar desde una sonrisa hasta una carcajada en los demás. Es ahí cuando ciertas personas se convierten en el centro de atención de los demás y/o se vuelven cómicos o los payasos de las reuniones.




Los mexicanos tienen una capacidad inherente de reírse, burlarse de lo que sucede en su medio, incluso la muerte lo divierte. Para algunos puede ser una falta de respeto, para otros es la vida misma dentro del jolgorio. Las situaciones más terribles representan una burla, y en estos tiempos de redes sociales, un buen meme.




Quizá la actividad más recurrente del humor es la comparación: si está Gordito, es Ñoño el del Chavo del 8; si está flaco, es Viruta, el inseparable amigo de Capulina; si usa lentes, es cuatro ojos; si tiene el cabello levantado, tiene pelos de puerco espín; si su caminar es parsimonioso, es la Pantera Rosa, y así un sinfín de analogías y sobrenombres.




Pero no sólo en México suceden estas cosas, en Francia hay fotógrafo que responde al nombre de François Dourlen, quien con la ayuda de su iPhone disfruta de alterar la realidad que tiene enfrente.




Su teléfono celular está plagado de imágenes de personajes populares que superpone a una escena real, ya sea del medio animal, vegetal, cotidiano y humano, dando como resultado otra imagen como en el caso del rostro de Donald Trump con el cuerpo de una figura de Ronald McDonald.




Disfruten de estas peculiares imágenes de Dourlen, y si quieren ver más entren a su cuenta de Instagram dando click aquí.

viernes, 11 de agosto de 2017

El Retoque vs. Lo Silvestre


Desde hace varias décadas las sociedades de las grandes metrópolis viven bajo ciertos estándares que va dictando la cultura pop envuelta en los medios de comunicación, así como el cine, el modelaje y la industria musical.



Las tendencias en la moda son la principal arma que hace rendir a sus pies a miles de personas. Hombres y mujeres que desfilan por alfombras rojas y pasarelas muestran las prendas que más adelante veremos en las calles.



La llegada de las redes sociales provoca que su promoción sea más ardua, que circule a mayor velocidad alrededor del globo terráqueo y que su destino sean millones de pantallas que se transforman en un séquito incalculable de medir.



Por supuesto, la moda va acompañada de poses. La galantería que se exhala y convierte en sensualidad, a pocos milímetros de la sexualidad, porque no hay que olvidar que el mejor producto es el sexo.



La creación de fantasías eróticas y sexuales es la máquina que maneja los engranes de miles de personas con el deseo de enrolarse íntimamente con su personaje favorito, actor/actriz y músicos. La carne llama, la carne manda.



Cuántas veces al día o la semana se ven fotos de “amigo[a]s” en las redes que copian el estilo de otro fotografía de una celebridad. Los resultados por lo general no son los esperados, por lo menos no para aquellos que se exponen a semejante y cruda analogía.



Celeste Barber es una actriz, comediante, escritora y, por supuesta, una señorita que no cumple con los requisitos para ser una superestrella, y no por sus aptitudes, sino por una cuestión física. Ella rompería con el estereotipo de lo que la gran industria desea… y lo sabe.



Es por eso que prefiere poner en practica un enfrentamiento entre el retoque y ser una mujer común y silvestre. Sin duda ella es feliz con su cuerpo, con sus curvas que son más pronunciadas y sobrepasan las rectas de muchas modelos. No le teme a la crítica, se burla de ella.



Su ironía la lleva a lo público gracias a su cuenta en Instagram. Un repositorio que contiene su esencia [quizá un poco exagerada, porque su humor negro es lo que prevalece], imágenes de su cuerpo y actitud en diferentes poses, incluso con un mínimo de ropa, que enseña sin el menor recelo.



Su juego de fotografías muestra el lado de la farándula con la intención de una fan que trata de emular lo que ve con resultados un poco desastrosos, pero en realidad bastante cómicos. Su ríe hacia la cima de la popularidad y deja claro que el grueso de la población tienen que conformarse con un cuerpo real que no vive bajo el yugo voyerista.



Si muchas y muchos se identificaron y quieren ver más de lo que hace Celeste, den click en su nombre.

jueves, 10 de agosto de 2017

Mejores amigos


Reiteradas veces hemos escuchado que el perro es el  mejor amigo del hombre, son cariñosos, leales, incondicionales, dispuestos a jugar y también a tomarse un descanso y tumbarse al lado de su dueño, en el peor día son capaces de hacernos sonreír, invaden el espacio personal porque les gusta la cercanía, se emocionan cuando ven llegar a quien los cuida, por eso y muchas cosas más es que los perros son excelentes compañía.



Muchos perros han formado parte de una familia de personas durante toda su vida, han crecido con cada integrante, conocen las alegrías y las tristezas por las que han pasado.


Un perro es una excelente compañía para un niño, aportan afecto y aprendizaje. Claro, no todo es del perro hacia las personas, hay que recordar que son seres vivos con necesidades y hay que estar dispuestos  a satisfacerlas, procurarlos y darles cariño.



Pueden aportar grandes beneficios a los niños, capaces de influir en el desarrollo psicológico. Los animales permiten el aprendizaje de valores, respeto, comprensión.



Por el lado emocional, la relación de un niño con su mascota es una buena oportunidad de que aprendan a socializar, de compartir, de querer y sentirse querido, aumenta el autoestima.


Una abuelita ha comprobado lo bien que se pueden llevar los niños y  los perros. Su nieta Mema, una linda pequeña de un año, se la pasa genial con Riku, un adorable poodle de diez años, juntos comparten divertidos momentos que la abuela fotografía y comparte en su cuenta de Instagram.



Mame y Riku tienen otro par de amigos, Gaku, de cinco meses, y Qoo de un año, que también posan con ellos para las fotos. Pero Mame y Riku son cómplices y una pareja explosiva.


Estas imágenes muestran la cercanía y el cariño que puede existir entre los perros y los humanos.