Las raciones de la guerra

Ejército de Alemania

Las guerras no deberían de existir. La ocupación territorial e ideológica es una acción condenable para cualquier nación en el mundo. Sabemos que no siempre funciona así, menos cuando los Estados Unidos -o su élite política-, consideran que son los justicieros globales.

Ejército de Canadá

Las implicaciones en materia social, económica, política y cultural son diversas. Mientras que para algunos significa la reactivación de sus ingresos, para las naciones que son atacadas representa acercarse a zonas de pobreza extrema. Son los engranes para que los mercados financieros funcionen, y para que los bolsillos de unos pocos se llenen de dinero.

Ejército de Estados Unidos

La parte humana es un área que le pega a la sociedad de manera brutal. Y aquí no distingue entre poderosos y atacados. La población es la que sufre con las constantes guerras, ya sea por un éxodo masivo o por defender sus pocas o muchas pertenencias que tiene y que le costó hacerse de ellas.

Ejército de Francia

Los reclutados para enfrentar los conflictos bélicos se encuentran ante la dicotomía de preservar las vidas humanas o deshacerse de ellas. El enemigo no siempre es la persona que dicen que es o dice ser. Es muy probable que el enemigo sea el que les da la orden, “el enemigo está en casa”. Son los jóvenes quienes realmente pelean estas guerras que no les pertenecen, y de las cuales, probablemente, ellos no vean ningún beneficio en lo que respecta a su vida. Combaten en nombre de las altas esferas que les venden un valor patriota que ellos no sienten ni se identifican, sin embargo, siguen con el discurso de “lo hago por mi país”.

Ejército de Noruega

En las guerras no sólo se viven pasajes bélicos, sino que también hay historias desgarradoras de supervivencia. Los combates salen de las metrópolis y se dan en zonas inhóspitas y de difícil acceso. Si quieren derrotar al contrario, tendrán que pagar muy cara la osadía por haberse internado en sus territorios. La selva, el desierto, las montañas, las sierras y aquellos lugares que los grupos armados piensan que están preparados para hostilizar, se convierten en verdaderos infiernos sobre la tierra. Regiones que no aparentan peligros son escenarios naturales que cobran la vida de cientos de soldados.

Ejército de Singapur

Uno de los problemas que pocos prevén, pero que es fundamental, es la alimentación de las tropas que están en operativos de campo. La supervivencia es la etapa clave para la conquista. El ejército que no esté bien alimentado, ve mermadas sus posibilidades de lograr una victoria para instaurar la paz o para conquistar. Algunos podrán preguntarse qué comen. Es un hecho que durante el combate no hay un tráiler que tiene una cocina montada ni chefs que se encarguen de tener un menú balanceado. Ni mucho menos hay carpas donde pueden sentarse a degustar los alimentos que les prepararon. Los soldados se alimentan en el instante en que creen que pueden hacerlo y que no corren peligro de ser heridos de muerte.

Ejército de Australia

Los fotógrafos Sarah Lee y David Levene tuvieron la encomienda del diario The Guardian para dilucidar cuáles son los alimentos que consumen las fuerzas armadas de diferentes países.

Ejército de España

Lee y Levene visitaron a los ejércitos de España, Estados Unidos, Noruega, Italia, Australia, Reino Unido, Estonia, Canadá, Alemania, Francia y Singapur para conocer qué les dan de comer. La sorpresa puede ser mayor al momento de observar que todos y cada uno de los alimentos están empaquetados en pequeños sobres o latas.

Ejército de Estonia

La alimentación, bajo presión de fuego real, se basa en sólo abrir y consumir, girar y consumir y jalar y consumir. En muchos casos las semillas son esenciales, así como los frutos secos. Los productos enlatados son vitales y de acuerdo al país se dan el lujo de no perder el estilo, como en el caso de la ración italiana que contiene un sobre de capuchino en polvo.

Ejército de Italia

Destaca que algunos gobiernos disponen de pequeños calentadores desechables y latas de diferentes tipos de carne. Los dulces son indispensables, casi todos los ejércitos se los ofrecen a sus elementos, ya sea por la cuestión del azúcar o como una regresión a esas épocas de tranquilidad de la niñez.

Ejército de Reino Unido

Comentarios

Entradas populares de este blog

Pintura escurridiza

El lado oscuro de las Princesas de Disney