Majestuosidad vista desde las alturas


Las ciudades tal y como las conocemos son una mezcla de un ambiente natural y otro construido. Son también los imaginarios o representaciones que sus habitantes tenemos de ellas. Una combinación de costumbres y prácticas cotidianas, historias, afectos, añoranzas.




Todos hablamos de las ciudades y muchos de nosotros vivimos en ellas, pero ¿qué es exactamente una ciudad? Muchas veces pensamos que son "modernas" o de desarrollo reciente. Pero en realidad han existido por miles de años y tienen sus raíces en antiguas civilizaciones de Mesopotamia, Egipto y China.



El proceso de urbanización empezó hace unos seis mil años cuando surgieron las primeras ciudades, y se extiende hasta hoy, en donde la mitad de la población mundial vive en ciudades.




Es muy difícil definir la ciudad, ya que hay que tener en cuenta muchos factores económicos, sociales, urbanísticos, pero si podemos decir que todos los espacios urbanos cumplen unas características y tienen unas funciones. En la actualidad las urbanizaciones más rápidas ocurren en Asia, América Latina y África.



Lejos de las ciudades construidas en el marco de un proyecto de desarrollo moderno, los cambios socioeconómicos, tecnológicos y culturales de los últimos años han reinventado las ciudades y nuestras representaciones sobre ellas.




Las ciudades han tenido un gran impacto en nuestras vidas y en la civilización mundial. Se están convirtiendo en algo cada vez más importante mientras crecen en número y tamaño.



Las grandes capitales se han convertido en protagonistas no sólo de nuestras vidas, también son el centro de atención de otros ámbitos, como la literatura, la pintura, el cine, la fotografía, entre otras artes, que han capturado magníficos paisajes urbanos. Los escenarios citadinos han sido tema principal de muchas obras, ya sean recreados fielmente o reconstruidos en mundos fantásticos y de ciencia ficción. Lo que es un hecho es que varios escritores, pintores, cineastas, productores, artistas han sido inspirados por importantes metrópolis para crear su trabajo.




Karim Nafatni también es un admirador de las grandes urbes, y él si que se fue a lo grande, captando la magnificencia de una de las ciudades más vanguardistas del mundo, Dubái.



Dubái,  uno de los siete emiratos que integran los Emiratos Árabes Unidos, se distingue como centro de transformación del mundo. Una ciudad llena de contrastes, lujos, historia, una urbe de mercaderes que desde el principio se identificó por ser una metrópoli  ligada al comercio. Famosa por sus atracciones turísticas, por la zona de rascacielos, por estar estratégicamente localizada entre las capitales financieras de Londres y Singapur. Por la sorprendente manera en que se ha reinventado así misma.




También conocida por ser la ciudad de los récords mundiales, al poseer el edificio más alto, el Burj Khalifa, el hotel de mayor longitud, el JW Marriot Marquis Dubai, el restaurante más alto, At.Mosphere. Y por qué no añadir, otra construcción, no por su altura, sino por su lujo: el hotel 7 estrellas, Burj Al Arab (que tiene un iPad de oro como conserje virtual y como obsequio para los huéspedes durante su estancia).



Toda esa luminosidad, el colorido, la altura de sus edificaciones, la belleza de sus escenarios urbanos, la espectacularidad de su resplandor nocturno, han sido retratados por Karim Nafatni, piloto de una aerolínea que ama el arte de la fotografía y que ha tenido la fortuna de apreciar Dubái desde las alturas, captar la belleza y la complejidad de la arquitectura urbana que emerge de los suelos hasta el manto estelar,  y que decidió  compartir lo que sus ojos y su lente han podido admirar.



Roof Tops Photography es el nombre de esta colección de imágenes que no necesitan ninguna explicación para describir la fastuosidad de aquella ciudad, que hace 40 años no era más que un pedazo de desierto. Hoy es uno de los destinos más exóticos del planeta.



Para conocer más de la obra artística de Karim Nafatni den click en su nombre. 


Comentarios

Entradas populares de este blog

El lado oscuro de las Princesas de Disney

Pintura escurridiza