Fobias y fetiches ilustrados

Podofilia

“¡Bu! No finjan sintieron mello” frase célebre de Chiquidrácula cuando hacía de las suyas para espantar y anunciar su llegada.

Podofilia: Fetiche por los pies.

El miedo, aquel que diga que no lo haya sentido, debería de espantarse, porque entonces no ha vivido. Es un sentimiento natural, una respuesta necesaria ante el peligro, situaciones que consideramos riesgosas; una sensación desagradable que recorre el cuerpo, la mente e incluso el alma. No sólo están presentes aquellos que traemos hereditariamente, también están los  relacionados a la historia personal y a las experiencias vividas.

Tripofobia: Miedo por figura geométricas muy juntas
en especial por hoyos y rectángulos pequeños.

Miedo a la oscuridad, a quedarse encerrados, al agua, pueden ser miedos comunes, o como aquel que de niños tal vez algunos sintieron hacia los monstruos, pero también existen los que cambian en el historial de vida de acuerdo a las experiencias.

Tripofobia

Algunos son más difíciles de controlar y provocan distintos tipos de reacciones como ataques de ansiedad. El lado más extremo del miedo puede convertirse en pánico. En ocasiones los miedos no están fundamentados, pues no siempre son el reflejo de algo real, a veces se teme a algo que no existe y sólo es producto y tal vez mala jugada de la imaginación.

Linonofobia: Miedo a las cuerdas.

Se dice que el  miedo es saludable, mientras sea bien entendido. Es necesario porque posibilita evitar algún daño, se presenta como un mecanismo de defensa, vive en el cuerpo, se activa ante una situación peligrosa y nos permite reaccionar con rapidez.

Linonofobia

También hay miedos irracionales y progresivos a un determinado objeto, animal, a una actividad, que en realidad no ofrecen un peligro real, de ahí las fobias.

Vestifobia: Miedo a la ropa o a vestirse.

Las fobias son un miedo intenso y desproporcionado, un tipo de trastorno de ansiedad, en el cual una persona puede sentirse extremadamente ansiosa o tener un ataque de pánico cuando es expuesta al objeto del miedo.

Vestifobia

El antagonista, el lado opuesto del miedo hacia algo se presenta bajo el nombre de filia, una atracción a determinada situación, y el fetichismo, la adoración por un objeto específico.

Vorarefilia: Parafilia de ser comido o comer a alguien o algo

El ilustrador, diseñador gráfico y fotógrafo neozelandés Daniel Ido se dio a la tarea, sin ningún temor y sin alguna fijación, de ilustrar algunas fobias y fetiches que forman parte del libro Phobias & Fetishes: An illustrative insight on the etiology theories of phobias & fetishes [Fobias y Fetiches: Una visión ilustrativa de las teorías etiológicas de las fobias y fetiches].

Vorarefilia

Fobias poco comunes como el miedo a las cuerdas, a las figuras geométricas repetidas, a vestirse; o las filias como sentir atracción obsesiva por los pies o asfixiarse por gusto son los trastornos que Ido ha trazado, mezclando el estilo tradicional y el digital, con pocos elementos, pero que ilustran y que describen muy bien el tipo de sentimientos y sensaciones que puede llegar a sentir el ser humano de manera irracional e incontrolable.

Asfixiofilia: Fetiche por la restricción intencional de oxígeno

Para conocer más de la obra de Daniel Ido den click sobre su nombre.


Comentarios

Entradas populares de este blog

Pintura escurridiza

El lado oscuro de las Princesas de Disney