Estilo pambolero



Estamos en la recta final de la pasión mundialista de Brasil 2014. Las semifinales están definidas y el equipo anfitrión, Alemania, Argentina y Holanda buscan ser los afortunados que levanten la Copa del Mundo.





En este certamen se han roto múltiples variables que por lo regular se daban por sentadas en las anteriores justas. Y no hubo equipos grandes y con tradición ni los pequeños que eran menospreciados y servían de trampolín para aumentar los goles a favor. En esta edición se vivió un mundo al revés.




Esas oncenas con limitaciones técnicas sacaron la casta y se rebelaron ante los amos y señores del balón. Hoy son protagonistas y animadores de un Mundial que se ve envuelto en la polémica del arbitraje, las artimañas de las grandes estrellas y el famoso “Eeeeehhhhhh, putoooooo” que han adoptado como vástago los brasileños.





Fuera de las canchas podemos observar que el futbol es el fenómeno social que atrae a las masas, y un sector que se introduce con mayor fuerza es el femenino. Las mujeres voltean a ver, apreciar y analizar un deporte marcado por la fuerza masculina. Ahora ellas opinan, viven, sufren y admiran el futbol [y a sus jugadores].





Este fenómeno no se da sólo por el Mundial, sino que va creciendo y alargando sus tentáculos hacia las ligas locales. Forman club de fans, siguen a sus equipos a otras plazas, tienen contacto directo con los jugadores e interactúan de diversas formas con ellos. Se apasionan por la lectura futbolera [el intrañable escritor Juan Villoro se ha vuelto un personaje obligado para leer].





No cabe duda que quitando los prejuicios machistas y feministas, mujeres y hombres pueden convivir un par de horas para disfrutar de una batalla deportiva, ya sea en la sala de la casa o en el hervidero de un estadio. ¿Cuántos hombres quisieran una pareja pambolera? o ¿cuántas mujeres quisieran a su lado un novio pambolero? La situación esta cambiando.





El gusto femenino permea el globo terráqueo, pues en la región ibérica, la diseñadora de modas Nerea Palacios pone de manifiesto su frenesí por el futbol plasmado en su trabajo: el diseño de uniformes de diferentes equipos del campeonato internacional y… de algo más.





Su estilo es único... y nunca antes visto. Acostumbrados a que la confección de la ropa deportiva está encuadrada en los colores nacionales de cada selección y con diseños muy simples que no rozan el minimalismo ni de broma, Nerea se atreve a jugar y driblar lo tradicional para modernizar playeras, shorts y calcetas de una manera extraordinaria.





Fanática declarada de la marca de la palomita, ha creado un sitio que bautizó con humor y deseo llamado I Want to Work for Nike. Aquí se pueden encontrar decenas de pieles futboleras con uso espectacular de los colores, los detalles en el cuello y las mangas, así como en las texturas que podrían crear sensaciones de pertenencia a los jugadores e hinchas.





Palacios toma los modelos de Nike para reversionarlos. Su imaginación y capacidad le permiten tener una gama de proyectos que si algún dueño de un equipo o presidente de una federación de futbol voltearan a ver, podrían asegurar que todo aquel identificado con sus guerreros se pondría la camiseta sin pensarlo.





En el sitio I Want to Work for Nike podemos ver los atuendos de las 32 selecciones que participan en el Mundial de Brasil 2014 divididos en los grupos de las fase regular. Todos destacan, todos gustan, todos ilusionan, y todos son Nike. Incluso, los equipos que están patrocinados por otras marcas deportivas lucen espectaculares, como la emblemática playera de Argentina.





Mmmm… ¿recuerdan que arriba les dijimos que además de diseñar uniformes de equipos, hace algo más? Resulta que Nerea Palacios tiene otra afición: la serie de televisión Game of Thrones.





Seguro dirán que no hay ningún tipo de relación entre el futbol y la fantasía de George R. R. Martin, y sí, en el plano no lo parecería, pero la diseñadora la encontró y de una manera increíble.





¿Se imaginan un partido de soccer en algún capítulo de los libros o de la serie? Definitivamente no, pero si lo hubiera, hay contrincantes y el trofeo sería la tan ansiada silla del reino que se ubica en Desembarco del Rey.





Las selecciones estarían conformadas por Los Caminantes Blancos, la Guardia de la Noche, la Casa Stark, la Casa Bolton, la Casa Arryn, la Casa Tully, la Casa Lannister, la Casa Tyrell, la Casa Baratheon, los Stannis Baratheon, la Casa Martell y la Casa Targaryen.





Y con esta información, una vez más, ¿cuál es la relación? La fusión que hay entre Game of Thrones y el futbol se da gracias a que Nerea diseñó los uniformes para cada uno de los participantes ficticios.





Vestimentas, por supuesto, patrocinadas por Nike, con elementos representativos de cada una de las familias guerreras que están en pugna. Ya sean líneas perpendiculares, rectas, onduladas, difusión de colores, puntos o parte de los escudos de las casas, los uniformes son únicos en su tipo. Cada una de las casacas tiene impreso del lado del corazón la insignia, lo mismo que del lado derecho del pantaloncillo.





Es un hecho que nunca veremos un partido de esta magnitud, pero es un buen pretexto para que Nike voltee la mirada hacia la devastadora imaginación y creatividad de la española Nerea Palacios. Y si les gustó su trabajo, la pueden seguir aquí, acá, allá y acullá.

Comentarios

  1. Que bueno que Nerea se atrevió a diseñar nuevos modelos deportivos porque anteriormente estaban pesados, colores anticuados etc. Muy bueno Sam Felicidades. Indie Emergente.

    ResponderEliminar
  2. quisiera saber si alguno de los uniformes de game of thrones están a la venta o donde adquirirlos???

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

El lado oscuro de las Princesas de Disney

Pintura escurridiza