El lado no tan romántico de la maternidad

Náuseas, hinchazón, gases, micción frecuente, dolor pélvico, insomnio, acné,
fatiga, vello facial, sangrado de las encías, dolor en la espalda... Sí,
el embarazo es maravilloso!

Retraso de más de una semana del periodo menstrual, sensibilidad, dolor, ardor e hinchazón de los senos, antojo o aversión por ciertos alimentos, cambios de humor, náuseas, mareos, fatiga y muchas ganas de dormir. Y una prueba y la confirmación del ginecólogo diciendo ¡felicidades estás embarazada!

Un baby shower es lo último que el mundo te celebrará a ti.

El cuerpo de la mujer va sufriendo cambios desde la concepción, aunque no sea notorio desde fuera, las mujeres saben que están experimentando cosas que no habían sentido antes y es cuando comienza la sospecha, máxime si al hacer las cuentas notan que no cuadran o más bien que todo cuadra e indica que los espermas ¡lo lograron! y conquistaron al óvulo.

"El cerebro de una embarazada" es mi excusa para todo lo que no quiero hacer.

Cuando una mujer está esperando por primera vez un hijo vienen a su cabeza muchísimas preguntas, cuándo y cómo decirle a la familia, qué cambios comenzará a experimentar interna y externamente, si es normal lo que siente, qué debe y no comer, y en qué cantidad; si debe continuar con su vida normal, si practica alguna actividad física será posible que la siga realizando, cómo será el proceso de desarrollo, si se sufre, si es cansado, hasta llegar a pensar en el momento del parto. En fin toda clase de dudas por desconocimiento de la situación que por vez primera está experimentando.

Si el bebé puede escuchar todo desde el vientre, entonces estoy segura que
su primera palabra será f*ck.

Una vez que ha caído el veinte no sólo a la futura mamá sino también al papá, se plantean e imaginan, cómo serán como padres o lo que ellos quisieran ser para sus hijos. De entrada se piensa en muchas situaciones que vivieron ellos mismos de pequeños y que ni de broma quisieran que sus hijos pasaran.

Cuando me enteré que estaba embarazada, me invadió la felicidad.
No hay menstruación durante 9 meses. Ésa es una razón para celebrar!

Mientras llega el nuevo integrante de la familia primero deben transcurrir 9 meses en los que con paciencia y también con amor y ansiedad se espera conocer al pequeño ser. Toda clase de consejos le llegarán a la nueva mamá por parte de la madre, tías, primas, amigas, compañeras de trabajo que la querrán convencer de que haga tal o cual cosa para que sean más agradables las etapas del embarazo. En tal situación es importante que la primeriza no se sugestione, pues los cuerpos son diferentes y ningún embarazo se vive igual.

Hacer pis, o no hacer pis. Esa no es nunca la cuestión. Pis.

Cuando se empieza a notar el embarazo, seguramente se tendrá una vida más social, pues la mujer se convierte en el centro de atención y las personas que antes ni la saludaban ahora se acercan para hacerle la plática.

En un día mis pechos oscilan entre Pamela Anderson y James Franco.

Una de las preguntas frecuentes, aunque ya sea bastante obvio, es ¿estás embarazada?, otra más, ¿cuánto tiempo tienes? Como si algo se estuviera cocinando.

Mi filosofía de crianza está siendo todo lo contrario a lo que dice mi suegra.

Varios testimonios de embarazadas hablan de lo maravilloso de ese estado de la mujer, lleno de felicidad, plenitud, tranquilidad, incluso muchas recomiendan que todas las mujeres deberían de experimentar esta faceta, que es la mejor que se puede vivir. Pero, también deben existir momentos que no se disfrutan tanto, días difíciles, ¿no? Dónde están los bochornos, el problema de que la ropa ya no te queda, si el vientre pesa, si el cuerpo se hincha como sapo, si hasta te choca que cada que te encuentras a alguien te pregunta lo mismo, si cada segundo que te ven te quieren tocar el abdomen, que quieren que te pongas de lado para ver cuánto ha crecido, seguro eso ocurre, ¿cierto?

Mi esposo nunca olvidará el día que concebimos a nuestro hijo.
Ese fue el último día que tuvimos sexo.

Meghna Shah es una joven mamá que abrió una cuenta de Instagram llamada Mommie Poppins, en la que comparte divertidas ilustraciones que contienen mensajes creativos y llenos de sarcasmo de lo que para ella significó estar embarazada y lo que representa ser mamá.

¿Recuerdas la sensación de conseguir 8 horas de sueño ininterrumpido
libre de estrés? Ya, yo tampoco.

Cartones que dan cuenta de que el embarazo y la maternidad son difíciles, que no todos los días son color de rosa. Shah le quita todo el lado romántico a la maternidad ilustrando las partes menos agradables, y manifiesta lo que tal vez muchas mujeres piensan pero que no se atreven a decir.

El primer año de maternidad no es diferente a ser una vaca.

Shah muestra que una cosa es ser una mamá responsable, que ama y cubre las necesidades de sus hijos, pero también pone sobre la mesa que las mamis siguen teniendo sus propias necesidades y no por ser madres quedan en el olvido.

Mi vida pasó de 50 Sombras de Grey a lo que hoy es la sombra de caca.

Si quieren conocer más de la irónica perspectiva de Meghna Shah sobre la maternidad, síganla dando clic sobre el nombre.

La crianza de los hijos es como estacionarse en la calle.
Nunca estás realmente seguro de estar haciendo lo correcto.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Pintura escurridiza

El lado oscuro de las Princesas de Disney