Ukiyo-e: de lo ancestral a la modernidad




Japón tiene una vasta tradición cultural que comprende la artesanía, actuación, música, literatura y gastronomía. Al mundo le han entregado infinidad de herramientas en todos los ámbitos que se han vuelto cotidianos en nuestra vida.


Sin duda, además de la cuestión artística, no podemos negar que su tradición medieval de los guerreros nos ha permeado en las historias, el cine y los videojuegos.


Cada uno de esos personajes se ha posicionado en la memoria colectiva de quienes han interactuado con ellos de alguna forma. En la actualidad una característica fundamental de esta herencia son las animaciones pixeleadas, conocidas como 8-bit.


Por otro lado, dentro de la artesanía hay una rama que poco se conoce dentro del mundo occidental: las pinturas del "mundo flotante" o ukiyo-e. Se trata de un género ancestral de grabado e impresión de imágenes de la cultura japonesa sobre madera, principalmente, mujeres hermosas, luchadores de sumo y actores populares del teatro.


Tanto los personajes principales como el "mundo flotante" tienen algo que ver. Resulta que dos artistas han unido sus genialidades para crear un proyecto artístico que asocia los “antiguos orígenes de la cultura moderna de los videojuegos japoneses” como Mario Bros., Link, Donkey Kong y Kirby con las leyendas antiguas.


Kickstarter es una plataforma en internet que sirve para financiar proyectos que van desde el cómic hasta el teatro, pasando por la música, la moda, el baile, los videojuegos y demás materias del arte. Ellos son, en parte, los responsables del diseño de la serie Ukiyo-e Heroes, junto al ilustrador Jed Henry y el artesano David Bull.


Jed es un gamer de toda la vida, “japonófilo” y un nerd en potencia, según sus propias palabras. David vive en Tokio, desde antes de que naciera Jed, y adquirió la destreza de la artesanía en el grabado e impresión sobre madera, lo que le dan 25 años de experiencia.


La historia de Ukiyo-e Heroes comienza cuando en el 2010 Jed contacta por correo electrónico a Dave diciéndole que quería ser como él y si podía conocerlo cuando fuera a Japón. Su sorpresa fue mayúscula al recibir respuesta y ser escuchado en sus aspiraciones artísticas. Seis meses después se gestaría el proyecto.


Dave Bull estudió de inmediato las posibilidades de grabar los diseños de Jed Henry en madera, decidiendo que deberían de hacer sólo uno. Con la salida del primer trabajo, inmediatamente se hicieron de una comunidad de fans, lo que les dio el empuje necesario para comenzar a trabajar en una serie completa hecha a mano.


El crossover que realizan ambos artistas se basa en traer al presente la cultura ancestral de Japón ligada a la modernidad por medio de personajes del anime y los videojuegos, como una forma de mantener los orígenes ancestrales, desde su perspectiva.


Cada uno de los bloques de madera del ukiyo-e tiene en su interior la representación de héroes, villanos y monstruos que abarcan los géneros de la sátira, el romance y el horror. Esta herencia es retomada en los videojuegos a través de las peleas y personajes inmortales de las leyendas medievales japonesas.


Retomando todos estos elementos, el Ukiyo-e Heroes reversiona los personajes favoritos de Jed Henry y los transforma con la ayuda de Dave Bull en piezas ancestrales modernas, rescatando la esencia de los actores principales.


Para conocer más, entren a la página de Ukiyo-e Heroes.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Pintura escurridiza

El lado oscuro de las Princesas de Disney