jueves, 29 de noviembre de 2012

Una moda que causa polémica


El nombre de Pablo Escobar, apodado el Zar de la Cocaína, aún estremece los cimientos no sólo de Colombia, sino de todo el mundo. Uno de los capos más grandes en la historia del narcotráfico, responsable del inicio del comercio internacional de las drogas, a través de rutas marítimas y aéreas como parte del cártel de Medellín.


Tras su captura, fuga, recaptura y muerte, Escobar dejó sin amparo a miles de personas, entre ellas, obviamente, a su familia. Es difícil decir que dejó una herencia en su paso por la vida, sin embargo, hoy en día es retomado como un ejemplo de que el buen camino es lo mejor, o por lo menos es lo que intenta hacer su hijo Sebastián Marroquín –antes Juan Pablo Escobar Henao- quien tuvo que cambiarse el nombre para evitar represalias.


Por medio de la moda, Marroquín lanza la marca de ropa Escobar Henao –fusión entre los apellidos de su padre y madre- con la imagen de Pablo Escobar. Con esto, están a la venta playeras y pantalones con la imagen de su pasado judicial, credencial de estudiante, tarjetas de crédito, libreta de ahorros, licencia de conducir, cédula de ciudadanía y el permiso especial del Congreso, porque aunque no lo crean, también fue político. La apuesta es arriesgada.


La marca y el nombre de Pablo Emilio Escobar Gaviria son marcas registradas en Colombia. La intención de Sebastián es “explotar positivamente el legado de mi padre y llevar un mensaje de paz. Aunque pueda pensarse que es contradictorio”. Muchos piensan que es una apología al crimen. Su eslogan dice mucho sobre su intención: “En la Paz Confiamos”. Se dice que el 10 por ciento de las ganancias generadas por la venta de la ropa, se destinan a programas para reducir la violencia en Colombia. La polémica moda ha puesto artículos de Escobar Henao en revistas como Vanity Fair y GQ de Italia.


Las frases que estampa en las playeras refuerzan su objetivo social: “¿En qué andas? Piénsalo bien.”, “¿Qué piensas hacer con tu futuro?” o “Piénsalo dos veces. Poder, ¿para qué?”. Para conocer más de Escobar Henao, puedes visitar su página: www.escobarhenao.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario