miércoles, 14 de diciembre de 2016

La imaginación infantil, tesoro perdido de los adultos


Los niños tienen una fuente de imaginación inagotable. Ven escenarios y personajes donde los adultos sólo encuentran objetos materiales, trabajo y dinero. Los mejores artefactos para un niño no son los juguetes más caros, sino la envoltura que los contiene.


Ellos buscan crear mundos, no que los adultos se los entreguen construidos. La infancia es la mejor etapa para explotar todo esas sinapsis de las neuronas, donde se conjuga la creatividad con la destreza mental y manual para sorprender la vida monótona de los adultos.


Los pequeños vienen a romper paradigmas, lo establecido por un mundo que busca la rigidez y no permite ser accesible ante un posible cambio. Si se les deja libres, nos sorprenderemos de lo que son capaces, incluso de cambiar los lineamientos como los conocemos… y ejecutamos.


Copy y Paste son un padre e hijo que siguen la vida rutinaria de un mundo gris, poblado de zombis que sólo quieren cumplir con su misión de ir al trabajo e ir a la escuela. Sin embargo hay un detonante, Paste es color, Paste es un niño que descubre nuevos horizontes y quiere explorarlos.


Les presentamos el multipremiado cortometraje animado Alike, una obra de Rafael Cano Méndez y Daniel Martinez Lara, que no necesita diálogos para demostrar que si ampliamos nuestra visión, permitiremos que la imaginación infantil crezca exponencialmente, lo cual llenará nuestro mundo de color.

No hay comentarios:

Publicar un comentario