martes, 13 de diciembre de 2016

¡Customiza!


La mayoría de las personas cuando algo se les descompone, antes de comprarlo nuevo, buscan la manera de arreglarlo, aunque en algunos casos eso implique que la compostura salga más cara que una nueva adquisición.



Habrá objetos que pareciera que de plano no tienen arreglo, pero antes de deshacernos de ellos, debemos buscar la solución para que puedan ser reutilizables, tal vez ya no cumplirá su función original para lo que fue creado, pero seguro será parte de una nueva forma o accesorio.



Cuántos de ustedes le pusieron parches a sus uniformes en los codos y las rodillas, o que tal cuando se poncha una llanta, para salir del paso la llevamos a la vulcanizadora hasta tener los recursos para comprar una nueva. Y como estos ejemplos, hay muchos. Todos somos unos pequeños o grandes reparadores ingeniosos.



Todo puede ser customizado y eso nos los demuestran algunos usuarios de las redes sociales, quienes con creatividad han restaurado o modificado objetos descompuestos o rotos y les han dado funcionalidad.





No hay comentarios:

Publicar un comentario