¡Sácale punta!


En la escuela, desde el kinder hasta la universidad, y por qué no, también en el trabajo, todos usamos lápices y colores de madera así como crayolas para realizar nuestros apuntes o crear obras de arte para la familia.



Esta herramienta que sirve para pintar sobre varias superficies se convierte en fiel compañero el resto de tu vida. Es tan importante que para realizar los exámenes de evaluación te piden que lleves un lápiz para que primero pongas la respuesta que crees es correcta, una vez que estás seguro, utilizas una tinta imborrable como la de la pluma.



Estamos seguros que en momentos importantes y de total urgencia a muchos de ustedes se les rompió la punta y comenzaron a padecer un estrés sobrenatural. El amigo inseparable siempre debe de ser el sacapuntas, ese salva la vida de cualquiera.



Aunque sacar punta también tiene su chiste, porque si te seguías dando vueltas al lápiz o color se volvía a tronar el grafito; lo mismo sucede con los sacapuntas eléctricos. Y hay quienes utilizan una navaja para ir pelando la madera hasta descubrir el núcleo.



La artista rusa Salavat Fidai tiene un extraordinario don para sacarle punto a los lápices, colores y crayolas. Su habilidad le permite tener tanto cuidado y perfección que crea esculturas que compila en The Pencil Book.



Sus modelos son impresionantes porque se mueve de las réplicas arquitectónicas a las redes sociales con tal sutileza que sus obras son esplendorosas.



El tallado milimétrico permite al espectador admirar desde la Torre Eiffel hasta la Estatua de la Libertad pasando por la Guerra de las Galaxias y la Copa Mundial de la FIFA.


Para ver la obra completa de Salavat, den click en su nombre.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Pintura escurridiza

El lado oscuro de las Princesas de Disney