El salón de belleza del arte


Para las mujeres [y para uno que otro hombre] ir al salón de belleza es toda una manda que parece que le tienen que pagar a la Virgen de Guadalupe. Los preparativos desde hacer la cita e ir con la idea de lo que se quiere toman su tiempo… bastante tiempo.


Los servicios que ofrecen las estéticas son variados: corte de cabello, peinados, alaciados, luces, transparencias, manicure, pedicure y una gran variedad que engrosan la lista conforme avance el tiempo.


Uno de los más solicitados, de acuerdo a la temporada de la moda, es pintarse el cabello Pocas son las mujeres que están contentas con su tono: las morenas quieren el cabello rubio, las rubias quieren el cabello negro, hay quienes optan por el pelirrojo y las más aventadas por colores más encendidos como el rosa mexicano o morado.


El procedimiento para llevar a cabo el cambio de color ustedes, las mujeres, lo conocen; es muy agresivo para el cabello, pero aún así, siguen empeñadas en la idea de andar al último grito de las revistas del corazón y la moda.


Cabe mencionar que no a todas les queda el tono de tinte que eligieron. Ese es un gran trauma con el cual deben de lidiar, porque entonces deben de esperar un tiempo para cambiarlo o ser más temerarias y volver a jugarse la cabellera con el peróxido.


¿Se imaginan que entrarán a un salón de belleza donde no sólo les van a cambiar la tonalidad, sino que les van a reproducir en la cabeza una obra de arte, literal?


En la ciudad de Kansas hay una estilista arriesgada y con una gran imaginación para cambiar radicalmente el aspecto de sus clientes. Ursula Goff tiene como ocupación colorear el cabello de aquella que se decida a ser otra persona.


El cabello es su lienzo, por extraño que parezca. En él aplica una técnica especial de color obteniendo las tonalidades que desea emular de una pintura famosa, de tal manera que podemos ver un cuadro de Warhol, El Grito de Edvard Munch, La Noche Estrellada de Van Gogh o El Sueño de Picasso, entre otro tipo de obras.


Si quieren saber más de Ursula, además de conocer su técnica por medio de cursos que imparte, den click en su nombre.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Pintura escurridiza

El lado oscuro de las Princesas de Disney