La vida con música tiene sentido


Si no fuera físico, probablemente sería músico. A menudo pienso en música. Vivo mis sueños en música. Veo mi vida en términos musicales. No puedo decir si habría podido hacer alguna pieza creativa de importancia en la música, pero sí sé que lo que más alegría me da en la vida es mi violín” Albert Einstein

“La música es sinónimo de libertad, de tocar lo que quieras y como quieras, siempre que sea bueno y tenga pasión, que la música sea el alimento del amor” Kurt Cobain

“Sin la música la vida sería un error” Friedrich Nietzsche

“En la música todos los sentimientos vuelven a su estado puro y el mundo no es sino música hecha realidad” Arthur Schopenhauer

“La música es una revelación mayor que toda la sabiduría y la filosofía” Beethoven


Las anteriores son frases que dan cuenta de la importancia, no sólo para los músicos, de una de las siete bellas artes.


En preferencias musicales, también aplica el dicho “en gustos se rompen géneros”, y aunque han salido artículos que supuestamente revelan que cierto tipo de música eleva el coeficiente intelectual o incrementa la creatividad, cada quien es libre de escuchar lo que guste. La música ayuda a relajarnos, a sentirnos alegres, melancólicos, hay quienes la disfrutan con sólo escucharla, otros la cantan, y unos más la bailan.


Escucharla puede traer muchos beneficios, pero se ha comprobado que los que la crean, aquellos que tocan un instrumento tienen una mayor coordinación, hay un incremento en la confianza de uno mismo porque a través de la música las personas se expresan y pueden demostrar lo que les gusta, reflejan parte de su personalidad y su esencia, y también de lo que son capaces de hacer.


Las sensaciones al escuchar la combinación de sonidos, ritmos, silencios, armonías, melodías se manifiesta de muchas formas dependiendo la persona y su estado de ánimo.



Anita Collins, doctora en Neurociencia y Educación musical, comparte su experiencia con los de TEDed para juntos crear How playing an instrument benefits your brain [Cómo tocar un instrumento beneficia al cerebro]. Un cortometraje animado realizado por Sharon Colman Graham que muestra la explosión de emociones y los efectos positivos que trae al cerebro el tocar un instrumento musical.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Pintura escurridiza

El lado oscuro de las Princesas de Disney