Pelear con fantasmas: Abaddon


Las relaciones de pareja, en teoría, deberían de llevar a un estado positivo donde el ser humano se engrandece como persona y espiritualmente. Caminar por la vida a lado de alguien es el deseo innato de cada individuo, sin importar la religión, clase social o preferencia sexual. Amar y sentirse amado es el estado ideal.


Por desgracia, las historias de amor cotidianas no siempre son como los guiones de las películas. En cada relación hay altibajos, momentos buenos y momentos malos, esperando que los buenos siempre sean más, de lo contrario, la pareja debe repensar la condición en la que se encuentra su relación.


Las pugnas y luchas de poder son situaciones que merman la integridad física y moral de cada uno. Cuando las peleas se dan por nimiedades, todo comienza a desbordarse por senderos que pocas veces tienen regreso.


Las discusiones por fantasmas son muy recurrentes. Llamamos fantasmas a circunstancias que cada uno de los involucrados cree que existen, a pesar de que se haya expresado lo contrario. Hay dos responsables de que la comunicación se dé, si uno de los dos actores no funciona, la relación tiene un final a corto plazo.


El director de cine Rogerio Silva toma como premisa la lucha constante entre una pareja para crear el cortometraje Abaddon, un film que recurre a la danza para visualizar a través de los movimientos de los bailarines la complejidad de una relación.


Un trabajo visual que va del lado más bello al lado más destructivo en cuestión de minutos. El dramatismo de estar grabado en blanco y negro acentúa la tensión entre los personajes, una situación que exterioriza actos comunes en la vida de dos personas que tenían como objetivo trascender en la vida.


Disfruten el corto Abaddon:

Comentarios

Entradas populares de este blog

Pintura escurridiza

El lado oscuro de las Princesas de Disney