lunes, 7 de septiembre de 2015

Lo divertido de ser papá


Una de las primeras preguntas que el hombre se plantea al enterarse que va a tener un hijo es ¿Seré un buen padre? Algunos de los que han vivido esta experiencia dicen que nunca se estará preparado, por más que planeen con su pareja tener descendencia siempre será un mundo desconocido al que enfrentarse.


Ser un buen papá va más allá de proveer de cosas materiales, es cierto ese dicho de “regale afecto, no lo compre” y dar tiempo de calidad. Significa tomar consciencia de las nuevas responsabilidades, saber que ahora hay alguien que dependerá al 100% de ti. Ahora las prioridades son otras, serás el ejemplo de tu hijo en cada uno de tus actos.


Quizá es normal que un papá, sobre todo primerizo, tenga emociones encontradas, sentir alegría y felicidad y al mismo tiempo miedo y angustia, aunado a la responsabilidad de desempeñar un buen rol de padre y darle bienestar y protección a su retoño.


La educación, los cuidados, por supuesto el aspecto económico son importantes para el desarrollo de los hijos, pero nada sustituirá el amor, el cariño y todos los momentos compartidos. Jugar, hacer las tareas escolares, dormir juntos, viajar, son instantes que quedarán grabados en la mente de los niños y contribuirán a la formación de su carácter y personalidad.


El que se adquiera un nuevo papel, uno de los más importantes y trascendentes en la vida, no significa que tenga que ser un sacrificio, aburrimiento, esclavizante al contrario puede ser una etapa divertida llena de aprendizajes y muchas satisfacciones.


Los pequeños tienen la magia de transformar el mundo de los adultos, otorgarles un nuevo sentido y hacer que en la vida pasen cosas maravillosas. Ser papá, sí es un compromiso, pero también puede ser muy divertido.


El dibujante Chris Grady es reconocido por ser el creador de los cómics de Lunarbaboon, y ha realizado una serie de graciosas ilustraciones de la relación entre padre e hijo.


Grady ilustra su vida familiar desde la etapa de embarazo de su pareja hasta que su pequeño se convierte en un adulto. Sus viñetas retratan la sana, divertida, irónica y humorística experiencia de integrar una familia.


Para conocer más del humor y la vida de un papá entren al sitio de Chris Grady dando click en su nombre. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario