Todo cabe sabiéndose acomodar

Hanad [Finlandia]

Dice la vieja y conocida frase “todo cabe en un jarrito sabiéndolo acomodar”, la cual hace referencia a que en un espacio pequeño cualquier cosa puede entrar con una buena organización.

Ai [Japón]

Muchos aplicamos la misma, sólo que hay que preguntarle a nuestras madres si es cierto, o siendo objetivos, darle una vuelta al cajón de los calcetines, calzones o playeras y ver si somos ordenados.

Yusuke [Japón]

Por regla que parece general, los cajones son el claro ejemplo del desorden. Lo que hay dentro está revuelto, hecho bolas y arrugado, incluso los pares de los calcetines o calcetas no corresponden a su gemelo. ¿A poco no les ha sucedido, han visto o les han contado de personas que traen diferentes calcetines?

Daniel [EUA]

Sky [Japón]

Por supuesto que no todas las personas son así de desordenas. Hay quienes brillan en sociedad por su grandiosa capacidad de la organización, meticulosas hasta la saciedad y con gran sentido de la ubicuidad, saben a la perfección dónde se encuentra cada objeto.

Jim [Holanda]

Siempre existe la comparación, pero es difícil saber quiénes son más ordenados y desordenados, las mujeres o los hombres. Una dura batalla donde a veces ganan las féminas y otras los varones. Cada uno de ustedes tiene su opinión o lo ha vivido en carne propia.

Rie [Japón]

Si a una mujer y a un hombre se le otorga un clóset para ellos solitos, ¿quién lo llena primero? La experiencia dice que la primera, pero los segundos se han convertido en unos compradores compulsivos.

Jonathan [EUA]

Así que no importa cuánto espacio se le pueda otorgar al ser humano, siempre encontrará la manera de llenarlo, aunque no sea necesario ocupar todo. Las ciudades son el claro ejemplo, la ciudad de México está en la cima del top ten donde ya no hay espacio y se siguen construyendo complejos inmobiliarios a diestra y siniestra.

Nikolas [Finlandia]

Kaku [Japón]

Otros que tienen poco espacio, y ese si justificado, son los habitantes de Japón. Ellos han tenido que empezar a edificar, ya no a los lados, sino hacia arriba para cubrir las necesidades de su densidad de población. Sus ciudadanos son reconocidos mundialmente por su orden y organización de la vida cotidiana en todos los ámbitos.

Naya [Japón]

Su eficiencia para utilizar los espacios reducidos es el objetivo de la serie fotográfica Enclosed: Living Small del fotógrafo Won Kim, imágenes que describen cómo es la vida en los hostales de Tokio y cómo viven sus inquilinos, principalmente los “mochileros”.

Kento [Australia]

De acuerdo a lo que escribimos al principio, quizá estos espacios serán insuficientes para cualquier persona de otra región occidental del planeta. La incapacidad de ponerte de pie en tu propia ¿recámara o habitación? y la falta de privacidad porque la separación de las paredes corre a cargo de una placa de madera sería algo impensable, pero en Japón esto es común.

Murakawa [Japón]

Se puede observar que algunos son ordenados, y otros de plano lanzaron los objetos a cualquier lugar, al final los pueden encontrar en un pequeño espacio, lo que haría la búsqueda muy breve.

Kiyoshi [Japón]

Lo que es un hecho es que “todo cabe en un cuartito sabiéndose acomodar”. Para ver más trabajos de Won Kim, den click en su nombre.

Mendis [Sri Lanka]

Comentarios

Entradas populares de este blog

Pintura escurridiza

El lado oscuro de las Princesas de Disney