lunes, 29 de junio de 2015

Mejores amigos


Una de las relaciones interpersonales más lindas y reales es la amistad. Elegir a la persona con la que queremos compartir aventuras, travesuras, tristezas, alegrías no es cosa sencilla pero cuando encontramos a alguien que nos comprende, valora y con la que se tiene afinidad se logra tener una entrañable amistad.


Ese sentimiento convenido con otra persona con la que se busca lealtad, confianza, consuelo, respeto, amor se experimenta en distintas etapas de la vida del ser humano y también en diferentes niveles de importancia.


También habrá malas experiencias cuando se confía demasiado en alguien creyendo que es una amistad verdadera en la que no hay secretos, una relación en la que se apostó todo por la similitud de intereses. Quizá alguno de los involucrados falló, pero aún así queda un aprendizaje y una valiosa experiencia.


Los amigos proveen momentos divertidos, emocionantes, interesantes, dan consejos, se involucran en los problemas del otro y también le afectan, brindan apoyo para resolver conflictos, no juzgan, nos dicen verdades aunque duelan, nos quieren tal como somos, sin prejuicios y están dispuestos en cualquier momento, no importa la distancia ni el tiempo para estar cerca.


No sólo entre los humanos se da este tipo de relación. Se ha demostrado que la amistad de una persona con un perro es todavía más real y natural, pues es un afecto sin condiciones y hemos visto como los caninos dan la vida por el hombre, cosa que en ocasiones no ocurre al revés. Pero aquellos que tienen un amigo fiel de cuatro patas han experimentado un amor real, sano y han pasado momentos divertidos. Han jugado, paseado, seguro se han angustiado cuando algo les sucede y han sentido la tristeza de acompañarlo y perderlo en su último aliento.


Si la amistad entre el hombre y el perro es única, imagínense entre dos canes. En Inglaterra un par de perros callejeros se han convertido en los mejores amigos y nos dan una lección de una verdadera, entrañable y fraternal relación.


Buzz es un Staffordshire Bull Terrier y Glenn es un Jack Russell Terrier que es invidente, ambos  fueron encontrados en un túnel en Hartlepool, Reino Unido y fueron adoptados por la organización Stay Aid, la cual se encarga del cuidado de los perros.


Así como los perros protegen a personas invidentes, Buzz ha sido de gran ayuda como guía para que Glenn no se pierda de un paseo, de los juegos y de probar los alimentos.


Los miembros de la organización calculan que ambos canes tienen alrededor de 10 años de edad, y comentan que de todos los perros del refugio son los que más llaman la atención.


Stay Aid utiliza el hashtag #BuzzandGlenn para publicar noticias sobre las aventuras de este par de inseparables amigos. Y si, nos lo pueden separar pues si alguien quisiera adoptar tiene que llevarse a los dos. También se ha creado la cuenta GoFundMe para recaudar fondos y poder seguir ayudándolos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario