Lo inútil del estrés


El estrés es una de las actitudes y reacciones del ser humano que más complica la existencia. La presión de estar en un lugar, realizar una actividad o querer acaparar todo permite que aflore el yo oscuro de cada persona.


Su fiel acompañante es la frustración. Cuando no se logra el objetivo bajo esa presión que uno mismo se ejerce, la deshonra interna aparece, incluso a niveles de depresión.


Existen miles de personas que son adictas al estrés. Lo importante aquí no echarse tantas cosas por hacer en la espalda, sino saber controlar lo que debemos ejecutar sin que esto nos consuma.


El estrés es una herramienta eficaz para alejar a los demás de nosotros; pocas personas quieren convivir con una persona estresada que busca controlar su contexto para que la situación esté como él o ella lo piensa.


Cuando algo no es controlable no debería de aparecer el estrés ni la preocupación, mucho menos el enojo. La naturaleza misma se encargará de ir acomodando de nuevo el camino, y si hay que afrontar las consecuencias, se enfrentan y se aprende. El mundo puede seguir, el mundo sigue su marcha.


El artista suizo Fabian Bürgy plasma en una colección objetos que son detonantes de estrés y frustración, ¿por qué? Porque son elementos cotidianos que a pesar de su simpleza no podremos usar, su motivo continúa, su utilidad es la que se volvió compleja.


Una cuchara ya no recolecta los líquidos porque tiene un hoyo; un tenedor no puede picar el alimento, ya no tiene picos, y; un carrito del supermercado no será utilizado ya que está inclinado y se vertería la despensa.


Para conocer más de la obra de Bürgy, den click en su apellido.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Pintura escurridiza

El lado oscuro de las Princesas de Disney