Ficción en portadas de libros para niños


Leer es un hábito que contribuye al enriquecimiento en todos los aspectos de la vida del ser humano: profesional, académico y personal. Hay quienes son devora libros y que el hábito se les ha convertido en un vicio.



Es importante promover el hábito entre los más pequeños, de esta manera crecerán leyendo de manera natural, sin sentirse forzados a tener que leer o sufrir, en lugar de disfrutar, las lecturas asignadas en clase.



Tener un ejemplo motiva a los niños a leer, si desde pequeños sus padres les leen un cuento y ven que ellos acostumbran la lectura, los niños se sentirán atraídos e interesados por los libros.



Si además de ser un ejemplo para los más pequeños de la casa, buscamos una manera divertida de acercarlos a la lectura, estamos del otro lado, niños y niñas pedirán libros de regalo.



Un niño que lee constantemente aprende a desarrollar la práctica y perfección, ejercita su cerebro, mejora su concentración, tiene un amplio panorama de todo lo que le rodea, aumenta su vocabulario, desarrolla habilidades lingüísticas, desarrolla su imaginación y su empatía.



La artista Joey Spiotto trasladó personajes de la cultura pop de series de televisión y películas a portadas de libros de cuentos infantiles.



Quizá es una idea descabellada, pero Walter White y Jesse Pinkman de Breaking Bad llevados a la pasta dura de un libro para niños es algo tierno.



Las portadas de Spiotto se ven lindas, no sabemos si las historias serían igual, y si los papás dejarían que sus hijos las leyeran.



Para conocer más del trabajo de Joey Spiotto den click en el nombre.



Comentarios

Entradas populares de este blog

Pintura escurridiza