El otro yo


¿Alguna vez los han o han confundido a una persona con un actor o cantante? Por ahí estuvieron circulando imágenes de gente que se fotografiaba con algún personaje de la farándula, pero lo cierto es que lo habían confundido, aunque muchos se fueron con la finta y jamás se enteraron de que sólo era alguien que tenía cierto parecido.



Existe una creencia fantástica que asegura que todos tenemos un gemelo, un doble, un doppelgänger que es físicamente idéntico a nosotros aunque no tenga el mismo origen biológico. Y esto es lo que indican las probabilidades, con tantas personas en el mundo no es raro que existan al menos 7 personas que luzcan exactamente como nosotros.



En el mundo del espectáculo, sobre todo en el medio cinematográfico, es una suerte que haya otra persona que se parezca a los actores y actrices, esto porque hay escenas en las que es necesario que alguien represente al personaje, ya sea en escenas de acción o en una que otra candente en las que los actores no están dispuestos a actuar, o porque siendo grandes estrellas los directores no los arriesgan a que sufran algún percance.



Pocos son  los actores que deciden no recurrir a las famosas escenas realizadas por dobles, y a veces aunque ellos no lo quieren hacer, la producción los obliga por la dificultad de las escenas que están por filmar. Existen dobles para escenas de acción, íntimas, o de mucho riesgo, y nunca te das cuenta que no es tu personaje favorito el que está en la pantalla.



Les compartimos unas cuantas imágenes de actores con su doble, cómo ven, ¿si se parecen? ¿Se confundirían si los encontraran en la calle?



Comentarios

Entradas populares de este blog

Pintura escurridiza

El lado oscuro de las Princesas de Disney