A la camita


Cuántas veces hemos pensado o pronunciado en las mañanas la frase “¡5 minutos más!”, hasta mi sobrina a los 4 años de edad la decía. Lograr abrir los ojos para comenzar un nuevo día siempre es complicado. Seguro una de las cosas que más nos molesta es cuando suena el despertador o cuando alguien se acerca para decirnos que es hora de levantarnos.



Cuesta más trabajo cuando las horas de sueño han sido insuficientes, pero a muchos de nosotros nos pesan las cobijas aún cuando hayamos dormido diez horas, pues el dormir tantas horas tampoco garantiza que se haya tenido un sueño de calidad y reparador.


Supuestamente, lo recomendable es tratar de dormir de 7 a 8 horas, para lo que también se debe tomar en cuenta la hora en que nos acostamos, pues el descanso no será lo mismo si vamos a la cama a las 10 de la noche que a la 1 de la mañana.



La necesidad de sueño cambia en cada persona de acuerdo a la edad, al estado de salud, estado emocional y otros factores. El tiempo ideal de sueño es aquel que nos permita realizar las actividades diarias con normalidad.



No conozco a alguien que no le guste dormir, una cosa es que sufran algún tipo de trastorno del sueño y sea todo un reto conciliarlo aunque sea poco tiempo, pero eso no significa que no les guste y que por voluntad no realicen esta actividad tan placentera y necesaria con la que se restablece el equilibrio físico y psicológico. Nos ayuda a desestresarnos, olvidarnos de problemas, aclarar nuestra mente, relajarnos.



Dicen que la noche se hizo para dormir, que el cuerpo no logra un buen descanso si lo hace durante el día, pero lo cierto es que una siesta, un coyotito, un sueño reparador, o como queramos llamarle, por las tardes también se agradece.


Para los que dormir es una auténtica pasión, los del sitio web ruso Lingvistov crearon una serie de postales sobre aquellas cosas que sólo las personas dormilonas podrán entender a la perfección, y que bien justifican su estado de somnolencia.



Graciosas ilustraciones que nos muestran lo placentero que es dormir y algunas situaciones con las que varios podríamos identificarnos.


Conozcan más del sitio Lingvistov dando click sobre el nombre.



Comentarios

Entradas populares de este blog

Pintura escurridiza

El lado oscuro de las Princesas de Disney