El arte del tubo


Hay actividades físicas o disciplinas que comienzan a popularizarse al grado que se ponen de “moda” como el yoga (acá les dejamos el post que hace poco les compartimos sobre esta disciplina espiritual ¿Desnudar el espíritu?). Hay quienes las practican sólo para ir con la corriente, pero muchos otros las realizan por sus beneficios y se concentran en las bondades y el bienestar que puede traerles a su vida, no sólo físicamente sino también mental, espiritual y por salud.


De un tiempo para acá, lo que antes llamábamos el baile del tubo, está en boga y ahora es conocido como pole dance. De un día a otro surgieron escuelas que enseñan al arte de ejercitarse con ayuda de una barra o un tubo.


El pole dance ya no es una actividad que se practica en clubes para caballeros, ahora se considera como un deporte fitness y muchas mujeres se están atreviendo a practicarlo. Además de resultar un excelente ejercicio para tonificar y esculpir el cuerpo, también es una forma divertida y sexy de hacerlo. Debemos mencionar que también hay hombres que comienzan a ejecutarlo.


Es una disciplina que requiere de mucho trabajo y constancia. Es de reconocer el gran trabajo de coordinación, pero sobre todo la fuerza que implica realizar cada uno de los movimientos. Es un ejercicio muy completo pues se logra el fortalecimiento de piernas, brazos, abdomen, glúteos, espalda, además de elasticidad. No se trata sólo de conseguir escalar el tubo como de concurso de "sube Pelayo sube", es una actividad que demanda mucho esfuerzo, pero los beneficios son muchos.


El tubo se convierte en el elemento principal para el acondicionamiento que integra movimientos de danza aérea, baile, yoga, gimnasia, entre otras disciplinas.


Esta técnica se ha hecho muy popular en Latinoamérica, Estados Unidos, Canadá, Australia y China. En México se fundó la Federación Mexicana de Pole Fitness, y destaca que para realizar esta actividad lo más importante es la motivación por medio de movimientos y acrobacias que desafían la imaginación.


Ahora que el pole dance es visto con otros ojos, como un acondicionamiento integral y estilizado, el fotógrafo Brett Stanley nos muestra los movimientos detallados, coordinados y en pausa bajo el agua.


Stanley realizó una sesión fotográfica con distintas mujeres practicando el pole dance en una piscina. Acróbatas y bailarinas nos muestran bajo el agua lo hermoso de esta actividad.


Durante dos semanas Stanley trabajó con las bailarinas e instructores, quienes tuvieron que modificar sus rutinas, debido a que tenían que contener la respiración y por la falta de gravedad en el agua.


La serie de fotografías llamada Underwater Pole Fitness/Dance (X-Pole) contiene imágenes que captan la belleza y talento de estas mujeres.


Para conocer más del trabajo de Brett Stanley den click en el nombre.


Acá pueden ver el video de cómo se realizó la sesión:

Underwater Pole Fitness - Behind the Scenes from Brett Stanley Photography on Vimeo.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Pintura escurridiza

El lado oscuro de las Princesas de Disney