Tu bici habla mucho de quién eres



La esencia, efecto exterior que una persona causa en los demás, es una característica que se le atribuyen a la personalidad

A menudo la gente se refiere a la personalidad como si se tratara de algún producto y no sólo eso, en muchas ocasiones hablamos de este concepto como si consistiera en rasgos interesantes y admirables: efecto, encanto, honestidad. Suele asociarse con frecuencia a la idea de cierto atractivo social.



Cuando decimos que alguien tiene “mucha personalidad” queremos dar a entender que cuenta con una serie de rasgos que resultan muy llamativos para los demás: simpatía, ingenio, el llamado "don de gente". No es extraño que, coloquialmente hablando, todo el mundo quiera “tener personalidad”. Pero lo que no vemos es que ésta tiene un significado mucho más complejo de lo que indica el uso ordinario del término, e incluye tanto rasgos positivos como negativos. Entonces, ¿qué es la personalidad?



Rasgos que nos vienen dados por naturaleza, los que son propios de cada individuo, los que son producto de las circunstancias en las que vivimos y los que adquirimos por elección propia. Eso es lo que define la personalidad de cada quien.


Un aspecto, aunque subjetivo, en el que se puede ver reflejada la personalidad es la apariencia. Lo que vestimos, calzamos, lo que leemos, cómo  nos movemos, los ademanes, describen a una persona de “x” o “y” manera.



Es probable que cuando ven a alguien con anteojos, vistiendo un chaleco y con un corte de cabello muy clásico, tal vez, piensen que es el chico listo de la clase, que es conservador, que es tímido, quizá lo sea o no, existe la posibilidad de que lo hayamos clasificado mal sólo porque creemos que esas características definen ese tipo de personalidad. Al final, son estereotipos.


Qué más creen que pueda describir a una persona: ¿Lo que estudia? ¿La música que escucha? ¿Lo que come? ¿El automóvil que conduce? ¿La bicicleta que monta?



En Francia viven dos diseñadores que han identificado diversas personalidades de acuerdo al tipo de bicicleta que la gente usa. Romain Bourdieux y Thomas Pomarelle, integrantes del colectivo Cyclemon, han realizado una serie de ilustraciones de bicis que revelan diversos tipos de ciclistas que podemos encontrar en las calles, aplicando la frase Are You What You Ride, nombre con el que han bautizado a su proyecto.



Aprovechando el centenario del Tour de Francia, Bourdieux y Pomarelle decidieron homenajear a los apasionados del ciclismo, de una manera curiosa y caricaturesca.



Las ilustraciones vectoriales, coloridas pero a la vez minimalistas con una simplicidad gráfica, que estos diseñadores e ilustradores han desarrollado, apuntan al estereotipo de persona según la bicicleta que pedalean. Podemos ver representados a los hipsters, a los “bichos raros”, a los ciclistas profesionales que gustan de la velocidad, a las cletas que manejarían los abuelos, a los falsos o fake que usan una bici estacionaria, a los perezosos que utilizan una bici con una inclinación en la que viajan casi acostados, al viajero, al guerrero.



¿Con qué tipo de bicicleta se identifican? Quizá de ahora en adelante cuando adquieran una no sólo tomen en cuenta el cuadro de las llantas, el peso, los frenos y todas las características técnicas, aunque son lo más importante, tal vez quieran checar el diseño que defina su personalidad.

Cyclemon from Thomas Pom on Vimeo.

Si quieren conocer más de estos diseños y hacerse de alguno de estos pósters den click en: Cyclemon

Comentarios

Entradas populares de este blog

Pintura escurridiza

El lado oscuro de las Princesas de Disney