El arte de tejer


Mantener la mente ocupada implica tener una mente feliz. Lograr organizarnos y dedicarle tiempo no sólo a labores cotidianas de la escuela, la  oficina, la casa, sino a actividades como practicar algún deporte, tocar un instrumento, salir a dar un paseo e incluso actividades relativamente sin sentido como tener un pasatiempo logra que nos sintamos más felices y satisfechos con nuestra vida.



Es sabido que realizar alguna actividad física trae grandes beneficios a la salud, lo mismo ocurre cuando se dedica tiempo a una actividad artística, pues es un momento para nosotros, para disfrutar lo que nos gusta hacer con plena libertad, es dedicarnos un tiempo en el día para despejar la mente pero no para caer en el ocio y el aburrimiento, si no para crear, para divertirnos, para sencillamente llenarnos de felicidad.


¿Sabían ustedes que tejer beneficia a la salud física y mental? ayuda a disminuir la frecuencia cardíaca, la tensión muscular y la presión arterial. Esta actividad nos obliga a pensar continuamente; empezando por el tipo de hilo que vamos a usar, la labor que haremos, las agujas que necesitaremos.



Tejer es una actividad que se puede practicar acomodado en un rincón favorito, dentro o fuera de casa, ¡ah! Y no es una actividad exclusiva de las mujeres y de las abuelitas, todos podemos crear no únicamente las clásicas chambritas, bordados, bufandas, suéteres o guantes, el hilo o estambre y la aguja nos da la posibilidad de crear cualquier cosa que tengamos en mente, hoy les compartimos una evidencia del ingenio para crear maravillosas obras de arte con un derecho y un revés.


La artista húngara Ágnes Herczeg combina el arte de tejer con ramas de árboles para representar la belleza contemplativa de la humanidad. Sus esculturas de encaje están hechas con técnicas tradicionales. Del encaje de aguja al macramé, incorpora una variedad de estos puntos en cada composición. Esto demuestra un esfuerzo minucioso. "El encaje es una ocupación extremadamente lenta", describe Herczeg. "Lleva varios días sólo para completar un pedazo pequeño”.



La combinación del encaje y la madera, Herczeg los utiliza como una yuxtaposición visual: la holgura del encaje y la solidez de la madera están en desacuerdo, pero son armoniosas cuando se unen entre sí.


Las piezas de Herczeg reflejan la libertad e incluso la espontaneidad a medida que los hilos cubren la madera.


Comentarios

Entradas populares de este blog

Pintura escurridiza

El lado oscuro de las Princesas de Disney