Minimalismo heroico


Los superhéroes son la ficción creada de personas que anhelamos ser o que nos gustaría que nos salvara cuando estamos en problemas. Estos personajes con poderes sobrenaturales vienen a suplir los sueños de un mundo mejor donde la maldad es combatida y vencida por los buenos.



A lo largo de la historia han surgido infinidad de superhéroes en muchas partes del mundo y todos cubren la misma necesidad de la humanidad: vivir en paz. Estamos seguros que muchos países tienen a sus héroes locales.


En México tenemos al único e inigualable El Santo. El Enmascarado de Plata era y sigue siendo capaz de vencer a momias, vampiros, hombres lobo y extraterrestres con sus grandes lances y llaves de lucha libre. Ha brincado las fronteras y se ha convertido en un icono mundial.



Hay una larga lista de superhéroes que han salido de la imaginación de grandes creativos de la fantasía. Sólo por mencionar a algunos tenemos al Sorprendente Hombre Araña, Batman y Robin, He-Man, Leon-O, Thor, el Capitán América, Iron Man, Superman, la Mujer Maravilla, Flash, incluso la nómina también recae en animales como las Tortugas Ninja.


Cada uno de estos personajes [o por lo menos la mayoría] han pasado de las páginas technicolor a la pantalla chica y grande, y cada uno compite para ver quién tiene los mejores efectos especiales, aunque a veces no la mejor historia como le sucedió a Linterna Verde, película para el olvido y la cual Sheldon Cooper no deja de criticar.



Con el paso del tiempo, sus historias se han adaptado a la modernidad, porque muchos de ellos salieron hace varias décadas. Las crónicas personales se apegan más a la vida cotidiana de cualquier individuo.


Lo que nunca cambia es la distribución de los colores de sus trajes [si es que los usan, porque Hulk gusta de quedarse sólo con los pantalones rotos y cortos]. La mayoría, al ser producto netamente estadounidense, se basan en azul, rojo y blanco para que al momento de que salgan victoriosos se enarbole la bandera de los Estados Unidos.



Lo que si ha cambiado es la estilización de los personajes, al grado de que Superman es un metrosexual de acero, alejado de aquel Clark Kent delgado y con ropa de granjero; Batman deslumbra con su riqueza y galantería haciendo olvidar a Adam West de la serie de televisión de los “sock, pow, whap, biff, oooof!” que salían tras cada golpe a los malos.


Es así como llegamos a un nuevo remake de los diseños de estos personajes de cómic que corren a cargo del ilustrador y diseñador de juguetes francés Yann le Nevé, mejor conocido en el mundo gráfico como “Bunka”, al otorgar atributos minimalistas a la acción contra los malosos.



Sus trazos se menean de las líneas rectas a las curvas dando forma a un personaje que devela su identidad gracias a los colores y a la clasificación por historieta. Respeta la esencia de cada superhéroe en su postura de defensor de la justicia.


En esta colección podemos ver la ropa interior que usan los superhéroes en el tendedero, a los Avengers, la Liga de la Justicia, Dragon Ball Z, Hellboy, a He-Man o el universo de Superman.



Si les gustó la imaginación de Bunka, den click en el nombre para conocer más de su obra.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Pintura escurridiza

El lado oscuro de las Princesas de Disney