miércoles, 13 de febrero de 2013

Derramando las bebidas sobre el papel

Todos disfrutamos en el transcurso del día de una bebida que nos reconforte como el o un café. Ya para los fines de semana algunos prefieren darle un giro con el brandy o el vodka. Las primeras se han convertido en un hábito de la clase media que se reúne en grupo en cafeterías, las segundas buscan el entorno de los bares. Las formas de preparación para ambas categorías es bastante amplia, pero ¿qué más se podría hacer con estos líquidos?




El artista Carne Griffiths encontró una variante que se ha convertido en todo un fenómeno en el ámbito artístico. Ha creado una serie de pinturas utilizando como elemento principal el té, café, vodka, brandy y tinta para estilizar sus trabajos.




En un principio trabajaba con tinta para caligrafía y grafito, pero su fascinación por estas bebidas lo llevó a conjuntarlas con el dibujo. Explora las formas humanas geométricas y florales con un estilo abstracto que reflejan acontecimientos de su vida diaria. Las escenas son de admiración y asombro, “proyectando una sensación de abandono e invitando al espectador a compartir y explorar este reino interior”.




Griffiths también se dedica al diseño de vestuario -el cual se puede constatar en las imágenes de sus pinturas- destacando la confección de los uniformes de las películas Operación Valquiria, El Último Rey de Escocia y, principalmente, el “Escudo Rojo de la Muerte” de El Fantasma de la Ópera.




En el siguiente video podrán apreciar cómo es la técnica de derramar las bebidas sobre el papel:

No hay comentarios:

Publicar un comentario