martes, 5 de febrero de 2013

Del aceite a la melancolía


Sabemos que en el rubro de la pintura hay diversas técnicas para crear obras de arte: óleo, acuarela, acrílico, tinta y puntillismo, entre otras. Al ver cada uno de los cuadros, lo único que nos queda es asombrarnos por la capacidad de plasmar una idea de manera tan meticulosa.






El artista Jeremy Mann explota una de estas técnicas para crear sus pinturas de aceite. La ejecución y destreza que muestra es sublime en el retrato de paisajes urbanos que producen una sensación de melancolía o nos remiten a escenas de una película de thriller que reniega a darle una solución al protagonista hasta llevarlo al límite del sufrimiento.






La gama de su creatividad no sólo abarca la ciudad, también explora las figuras humanas, la naturaleza muerta y los paisajes, la mayoría de ellas en tonalidades oscuras, incluso, se atreve a plasmar reflejos causados por la lluvia.






El método de trabajo que Mann utiliza consiste en tintar con aceite la superficie de la madera, después seca la pintura con solventes y remata con una aplicación de marcas utilizando un rodillo para tinta.





No hay comentarios:

Publicar un comentario