miércoles, 25 de mayo de 2016

La ventana indiscreta


En 1954 la pantalla grande fue tomada por la ansiedad y el voyerismo gracias a la cinta La Ventana Indiscreta del gran Alfred Hitchcock. La trama se encamina a la forma en que un vecino espía el comportamiento de otro a través de unos binoculares y una cámara.



Es probable que esta sea una de las manías dentro de las sociedades modernas: saber cómo se comporta el vecino dentro de su contexto, su territorio, su espacio, su casa. Ninguna forma de fisgonear en la vida de los demás es aceptable, sin embargo, siempre, la curiosidad manda.



Ahora, con la llegada de los drones profesionales y domésticos, vemos con regularidad esos pequeños aparatos en el aire, donde es probable que alguno sea utilizado para espiar a la vecina.



La fotógrafa Gail Albert Halaban vive en diferentes partes del mundo por temporadas. En su estadía en París, capturó varias imágenes de lo que hacían las personas dentro de sus departamentos, serie que se materializó con el nombre de Out My Window.



Y en efecto, nos muestra qué sucede fuera de su ventana. La interacción de individuos que de forma contradictoria, le dice que ella se encuentra en la soledad, pues está ahí sólo con su cámara y no con una persona real.




Chequen más trabajos de Halaban, dando click en su apellido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario