jueves, 12 de mayo de 2016

La contemplación del estado de ánimo


Hay ocasiones en las cuales nos sentimos tristes, ya sea porque algo nos sucedió o el sentimiento viene de la nada. Es como un vacío dentro de la totalidad de elementos a nuestro alrededor.




La pasividad producto de la nostalgia nos lleva irremediablemente a querer estar solos en algún lugar donde nos sentimos protegidos y seguros de que no seremos molestados.




La recámara, un parque o una caminata alejada de los lugares donde nos pueden reconocer, son los lugares preferidos. Ahí podemos sentarnos a ver pasar el tiemporecordar los sucesos o encontrar una solución que ponga fin al estado en el que nos encontramos.




La contemplación del infinito es muy común. Podemos tener enfrente la pintura más famosa y ni siquiera la observamos, sólo la miramos sin encontrar un significado. Esa abstracción nos lleva a una soledad que deseamos, o que muy en el fondo queremos evitar.




Este tipo de pasajes le suceden a la ilustradora Rose Wong, sólo que ella cuando se siente triste comienza a dibujar, el arte la hace sentir mejor.




El producto de este bajón emocional deriva en la colección Consider Death, un título que puede sonar muy fuerte, incluso suicida, sin embargo no lo es. La concepción radica en el punto final de una situación, no de la vida misma.




En esta serie la simplicidad de los trazos permiten que la belleza de los personajes resalte de manera significativa: una mezcla de objetos florales y formas geométricas que, en ocasiones, se sienten observadas por una pequeña mujer que expresa diferentes sentimientos.




Si quieren ver más de la filosofía de Rose Wong, den click en su nombre.


No hay comentarios:

Publicar un comentario