La aventura de ser papá


¿Qué se siente ser papá? Muy divertido, ésa fue una respuesta que sin pensarlo, ni dudarlo, dijo de botepronto un amigo.



Convertirse en padre, sobre todo primerizo, no ha de ser un asunto sencillo. La vida de pareja, los horarios de descanso, de esparcimiento, las prioridades cambian. No todos los hombres se adaptan tan rápido a un nuevo estilo de vida.



Cuando se les pregunta a los papás primerizos que cómo les ha sentado la paternidad, hay quienes lo primero que responden es que es muy agotador, una de las cosas que más extrañan es dormir.



Los que se están estrenando como papás o están a punto de serlo, probablemente tienen algunas ideas sobre lo que significa ser papá. Ideas que quizá surjan de experiencias con sus propios padres o de lo que ven con los familiares o amigos cercanos, o también por lo que la sociedad ha establecido como lo que es ser un buen progenitor.




Como bien sabemos no existe un manual que te diga qué hacer y cómo ser papá, las situaciones que se le presenten a cada quien serán distintas, así como lo son las personas a quienes les ocurra, no todos actuamos, pensamos y sentimos de la misma manera. Por eso creemos que cuanto más se examine las propias expectativas acerca de ser papá mayor será la probabilidad de serlo.



En otros posteos les hemos mostrado el amor que los padres artistas tienen hacia sus hijos, y  a quienes convierten en protagonistas de sus obras de arte integrándolos a divertidas fotografías, pinturas, recreaciones de cuentos de hadas o de historias cinematográficas, creando una serie de imágenes alucinantes llenas de fantasía.



En esta ocasión les compartimos unas imágenes que revelan la divertida y creativa paternidad que experimenta el artista suizo John Wilhem, en las que vemos cómo disfruta el ser papá no sólo de una, sino de tres hermosas hijas: Lou, Mila y Yuna, y más porque a la responsabilidad que conlleva ser padre la ha combinado con su pasión por la fotografía.



Wilhelm además de ser un talentoso fotógrafo con muchas habilidades para manipular las imágenes en Photoshop, también se caracteriza por ser un padre cariñoso y muy ingenioso.



Además de compartir inolvidables momentos con sus pequeñas y su esposa, Wilhelm tenía la intención de que sus hijas cumplieran el sueño de toda niña: convertirse en personajes fantásticos y ser protagonistas de un cuento de hadas. Convivir con seres extraordinarios, acariciar animales a los que no podrían acercarse en la vida real, tener superpoderes y colocarlas en divertidas situaciones y también en uno que otro apuro.



Las fotografías capturan la esencia de la inocencia y la ingenuidad de la infancia, los sueños proyectados en sus miradas y sus sonrisas.



Para conocer más de la obra de John Wilhelm sólo den click sobre su nombre. 



Comentarios

Entradas populares de este blog

Pintura escurridiza

El lado oscuro de las Princesas de Disney