Guerra de sexos


Sólo las niñas pueden vestir de rosa, los niños de azul, los niños juegan con carros, las niñas con muñecas. Si un joven pretende a una chica, está bien, no así si una joven busca a un chico. Los  varones son los proveedores de las mujeres. La mujer se dedica al hogar, es sumisa. El hombre es valiente, no llora, le gustan los riesgos.


Lo anterior son sólo algunos ejemplos de estereotipos que se han generado entorno a la idea que se tiene de cómo deben comportarse los hombres y las mujeres, los papeles que deben desempeñar en la familia, en el trabajo, el espacio público, e incluso, la forma como deben relacionarse entre sí. Estas ideas preconcebidas son los llamados estereotipos de género.


Aún en la actualidad, en cualquier sociedad del país que sea, se conservan creencias, prejuicios, actitudes y opiniones preestablecidas que se tienen sobre las pautas culturales y sociales que se han fijado previamente y que se siguen transmitiendo de generación en generación.


Es interesante saber que los estereotipos masculino y femenino son universales, no son exclusivos de una cultura.


El estereotipo del hombre se caracteriza por una necesidad de dominio, agresión y realización, mientras que el de la mujer envuelve una necesidad de dependencia, cuidados y afiliación.


Los estereotipos están presentes en todos los aspectos de nuestra vida, pero también se ha demostrado, tal vez ustedes con amigos cercanos o en su propia experiencia puedan dar testimonio que poco a poco han ido cambiando o si no del todo, por lo menos cada vez más hombres y mujeres comparten ciertos roles.


Ahora hemos visto como hay féminas dirigiendo equipos de trabajo y a hombres quedarse en casa, manteniendo el orden en el hogar y al cuidado de los hijos. No sólo las mujeres idealizan al príncipe azul, los varones también pueden imaginar a la princesa y eso no necesariamente significa que busquen a alguien por su aspecto físico, también buscan el romance y enamorarse, que los consientan, que los pretendan.


La guerra de sexos ha sido ilustrada en una serie pictográfica a cargo de la diseñadora china con residencia en Alemania Yang Liu, quien desarrolló la obra Man Meets Woman en la que ilustra y al mismo tiempo critica los  supuestos roles y actitudes de los hombres y las mujeres.


Liu aborda el tema tabú de la división de géneros que existe entre los varones y las mujeres a través de una serie de gráficos coloridos y simples que transmiten clichés ancestrales recopilados en el libro Man Meets Woman. La artista representa varios estereotipos con la intención de mostrar  lo aberrantes que son y lo absurdo de las contrapartes comunes.


Los pictogramas son un acercamiento lúdico al sexismo cotidiano que surge de experiencias personales de Liu. "Como esposa trabajadora y madre, me veo obligada a realizar una y otra vez el número de menores y mayores diferencias que existen entre hombres y mujeres, a pesar del debate de hoy sobre el tema y la constante redefinición de los roles masculinos y femeninos".

“Muchas de estas diferencias surgen de modelos tradicionales de género y son dictadas por las estructuras sociales”.


Para conocer más del trabajo de  Yang Liu den click sobre el nombre.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Pintura escurridiza

El lado oscuro de las Princesas de Disney