Lapicismo


A veces no le damos una importancia estética a aquellos objetos del día a día que forman parte de nuestro entorno, pero si nos ponemos a pensar, podrían haber sido objetos con cierto valor artístico en vez de tratarse sólo de elementos funcionales.





Quién de ustedes no desechaba un lápiz hasta que éste quedara en la punta, los gastaba hasta el final, alargaba su durabilidad hasta que pintara su último trazo. El artista colombiano radicado en Miami, Federico Uribe, los conserva de todos los colores y tamaños; es dueño de miles de lápices, pues más que usarlos para la escritura, dibujo o colorear, les ha encontrado otro potencial: la escultura.





Sí, hemos visto obras con lápices tallados que toman formas caprichosas, de personajes de ficción, reales, pero la obra de Uribe está construida con los lápices, y no en ellos. Los une con cintas plásticas, como aquellas con las que se sellan las bolsas de pan de caja o con las que se aseguran los tapones de las llantas de los automóviles, y crea esculturas de grandes dimensiones.





Uribe es un artista conceptual que se vale de muchos materiales de uso cotidiano, inesperados para producir sus esculturas increíblemente detalladas. Este tipo de obra es a la que se le denomina arte encontrado o mejor dicho objeto encontrado, que es aquel realizado mediante el uso de elementos que no son precisamente considerados como artísticos.





El arte encontrado debe tener creación artística, también, en su mayor parte, una modificación del objeto, aunque no hasta el extremo de hacerlo irreconocible. La modificación puede llevar a que se le designe como objeto encontrado “modificado”, “interpretado” o “adaptado”.





Pencilism es una obra creada a partir de lápices de colores fragmentados para crear paisajes esculpidos, animales, cuadros y figuras humanas, incluso dimensionados a la tercera potencia. Uribe transforma su principal elemento en el propio arte pop.





Federico Uribe comenzó su paso por el arte como pintor, pero finalmente atraído por la "belleza descuidada de objetos sencillos de uso cotidiano” eligió ser escultor. Dice "no tener  la habilidad de pintar”. Comenta que él “construye cosas a partir de cosas”.





El escultor colombiano dignifica a los objetos convirtiéndolos de ordinarios en arte poco común. Si quieren conocer más del arte de objetos con objetos de Federico Uribe sólo den click en su nombre y apellido.





Comentarios

  1. Excelente obra de arte de su creador F. Uribe me gustó mucho. Felicidades a Tali y Sam por su Indie Emergente.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Pintura escurridiza

El lado oscuro de las Princesas de Disney