La composición de las lágrimas

Lágrimas de alegría

En un departamento del piso 53 de un rascacielos de Manhattan se encontraba el pequeño Conor, de tan sólo 4 años de edad, jugando a las "escondidillas" con su niñera. Minutos antes, el portero había limpiado las ventanas y las había dejado abiertas [estos medían del techo al piso]. El niño entra corriendo y se sigue de largo a través del ventanal para precipitarse 49 pisos y caer en la azotea del edificio vecino de cuatro pisos.

Lágrimas de cambio

Esta tragedia dio origen a una de las canciones más emotivas que se hayan escrito: "Tears in Heaven". Se basa en la historia del hijo de Eric Clapton, uno de los músicos más prolíficos de todos los tiempos. La letra es una plegaria a Conor al que ubica en el cielo, mientras él se condena a no entrar por las puertas celestiales.

Lágrimas de dolor

Es de suponer que el título "Lágrimas en el Cielo" se debe a una reacción de melancolía y tristeza profunda que experimentó el músico con la muerte de su hijo. La realidad de una pérdida de este tipo supera los límites del dolor.

Lágrimas de impulso

Los estados de ánimo llevan a sucumbir ante las lágrimas, ya sean de felicidad, enojo, añoranza, odio, perdida de alguien cercano a nosotros.

Lágrimas de liberación

Las lágrimas se dividen en tres grupos: basales, que es el líquido que continuamente lubrica el ojo; reflejas, las que resultan de la irritación del ojo producto de un agente externo, como cuando se pica cebolla, y; psíquicas [comúnmente conocidas como llanto], resultado de la tensión emocional.

Lágrimas de posibilidad y esperanza

Los tres tipos los conocemos y, quizá, los hayamos experimentado en carne propia, sin embargo, el tercer rubro es el que adquiere una mayor importancia. Los seres humanos somos emocionales y reaccionamos ante cualquier estímulo, ya sea visual o través del contacto que puede infringir alegría y/o dolor.

Lágrimas de recuerdo

En un periodo de cambios personales, de pérdidas y de mucho, mucho llorar, la fotógrafa Rose-Lynn Fisher decidió hacer una colección de imágenes llamada The Topography of Tears.

Lágrimas de reencuentro

Esta serie consistió en la toma de instantáneas de 100 lágrimas por medio de un microscopio de luz estándar. La idea se le ocurrió porque se dio cuenta de que sus lágrimas al parecer eran diferentes entre las de dolor y las de felicidad.

Lágrimas de risa hasta llorar

Adentrase en la composición de las lágrimas fue una labor que le llevó bastante tiempo, el cual lo dedicó para conocer la consistencia, pero sobre todo, la forma en la que se veía puesta en un cristal. Cabe aclarar que en esta compilación no sólo hay lágrimas de Fisher, también las hay de otras personas.

Lágrimas de un fin y un comienzo

Las secreciones que se agrupa son de euforia, de cebolla, de tristeza, frustración, rechazo, de un bostezo, de risa y del nacimiento de un bebé, sólo por mencionar algunas.

Lágrimas por cebolla

Y tal como lo vimos antier en el posteo Superficies monocromáticas, los resultados emulan a fotografías aéreas de un terreno ubicado en cualquier parte del planeta. Las figuras que se forman son producto de la composición de agua, proteínas, minerales, hormonas, anticuerpos y enzimas, por lo cual Rose-Lynn ha llamado atinadamente La Topografía de las Lágrimas.

Lágrimas basales

Si quieren conocer más del trabajo de Rose-Lynn Fisher, den click en su nombre.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Pintura escurridiza

El lado oscuro de las Princesas de Disney