Retratos digitales


Desde la época en que los griegos y romanos eran las civilizaciones más avanzadas del mundo antiguo, la gente se ha disfrazado, unas veces por diversión, otras por conveniencia o por cuestiones culturales.



Algunos quizás se esconden detrás de un disfraz con el  propósito de engañar, para disimular o para ocultar la verdad. También se utiliza como una simulación para desfigurar lo que se siente.




Disfrazar la identidad también puede ser por elección, por razones legítimas como la privacidad, en algunos casos, seguridad personal.




El objetivo de portar alguna máscara, vestimenta o adornos, es simplemente para que la persona que lo usa no sea reconocida y conservar el anonimato.




En el mundo del internet se ha vuelto recurrente el tema del anonimato para ocultar la identidad o eliminar cualquier rastro.



La necesidad de los cibernautas de esconder información mientras navegan para evitar el uso de sus datos personales -como la dirección IP o la ubicación geográfica- con fines estadísticos, publicitarios o vandálicos ha inducido a los usuarios a mantenerse al margen y guardar su privacidad. Una forma de pasar desapercibido, por ejemplo, en las redes sociales, es utilizando sobrenombres o colocando otra imagen en lugar del verdadero rostro en el perfil.




Eso mismo le ocurrió a un misterioso artista italiano que se cubre detrás de su dedo índice bajo el seudónimo de Dito Von Tease, porque quería liberarse de sus familiares y amigos en este espacio virtual, y para ello decidió crear un Avatar.



El artista, del que sólo se sabe es un diseñador residente en Bolonia, decidió que no quería mostrar su verdadero yo, por eso disfrazó a su dedo, lo fotografió y, a través de medios digitales, agregó los últimos detalles para añadir características que lo hicieron inmediatamente reconocible con una cara famosa. La imagen la subió a su perfil de Facebook.



Después del éxito que obtuvo su diseño, Dito comenzó a disfrazar sus dedos de figuras relevantes de la historia como actores, políticos, cantantes, líderes religiosos, pintores, entro otros. Es así como en esta serie de miniretratos a la que ha titulado Ditology, encontramos al ídolo revolucionario Che Guevara, al genio de Apple Steve Jobs, el famoso detective Sherlock Holmes, el Sr. Spock de Star Trek, el gurú espiritual el Dalia Lama, la pintora mexicana Frida Kahlo, entre otros.




Respecto a su sobrenombre, la primera parte de éste tiene una connotación sarcástica, pues Dito en italiano significa dedo y por eso también es conocido como “Il Dito” (El Dedo). El alias completo está inspirado en la modelo erótica, actriz y bailarina neo- burlesque estadounidense Dita Von Teese, a quien considera una experta en el arte del disfraz.



Siguiendo con la ironía de su proyecto, es increíble como lo que se supone que nos identifica, en este caso las huellas dactilares, Dito Von Tease ha logrado mantenerse en el anonimato sólo mostrando sus dígitos.



La razón por la que Dito eligió ocultarse detrás de su dedo es que "hay una expresión popular en Italia, Nascondersi dietro un dito, que significa Escóndete detrás de un dedo. Todos estamos escondidos detrás de nuestros propios dedos. Especialmente en las redes sociales. Por eso utilicé la imagen de un dedo”.



Comentarios

Entradas populares de este blog

Pintura escurridiza

El lado oscuro de las Princesas de Disney