Las hadas nórdicas




Entre la fantasía y la mitología se encuentran unos seres diminutos que pueden fungir como buenas consejeras, aunque en ocasiones puede derivar en accidentes chuscos. La hadas son personajes creados dentro del folclor de las culturas celtas y nórdicas, principalmente.




Sus características radican en que siempre son mujeres de una amplia belleza, de tez blanca, ojos claros y el cabello muy largo. Punto importante es la conexión que tienen con las deidades y la naturaleza.




Gracias a las historias infantiles, las conocemos como muy pequeñas, casi del tamaño de la palma de la mano. Este rasgo fue inventando por William Shakespeare en sus obras que tienen personajes que recaen en hadas, de ahí en adelante, ha sido la figura representativa.




Con una herencia escandinava, la artista Kari-Lise Alexander se dedica a pintar retratos surrealistas de mujeres envueltas por la naturaleza, sus propias hadas que salen de los cuentos noruegos. Son sus “doncellas  inocentes que flotan en mundos de su propia creación, y que a menudo se pierden en sus sueños”.




Podemos observar en cada obra como Kari-Lise integra a la perfección la sintonía de la naturaleza con la belleza de sus mujeres, aunado a la exploración del cuerpo femenino que provoca una admiración sin recelo ni vergüenzas.



Comentarios

Entradas populares de este blog

Pintura escurridiza

El lado oscuro de las Princesas de Disney