El espectáculo de la niebla




Uno de los destinos que se acercan más al paraíso turístico y financiero es la ciudad de Dubái, capital de los Emiratos Árabes Unidos. Es un lugar que desde hace bastante tiempo ha entrado a la modernidad de forma trepidante. Su crecimiento ha sido para los lados y para arriba, literalmente, representando un lugar con dinamismo, por ello ha sido bien llamada la Ciudad de Oro.




Es reconocido mundialmente por sus construcciones. Sus edificios se han vuelto icónicos, sobre todo, por la altura. Sólo basta decir que el Burj Khalifa es el complejo más alto construido por el hombre, mide 828 metros y se comenzó a construir en el 2004 y su inauguración fue hasta el 2010.



Dubái cuenta con centenares de viviendas y edificios que están construidos de acuerdo al clima cálido que impera. Los arquitectos toman en cuenta la dirección de las corrientes de aire, por ello, las construcciones se encuentran tan cercanas para crear pasillos de viento que refrescan la ciudad.




Este lugar parecía tener todo a la vista, sin embargo, el fotógrafo alemán Sebastian Opitz nos muestra otra faceta que no se conocía: el descenso de la niebla a la tierra. Sus fotografías nos muestran la paz que tienen las madrugadas y el amanecer, contrario a la intensa actividad que se vive en el día.




Las imágenes fueron captadas desde el piso 85 de la Princess Tower y tienen una calidad de color inigualable que devela lo viva que se encuentra la ciudad hasta en los momentos más tranquilos.



Para lograr las fotografías, Opitz verificaba las condiciones climatológicas y se aseguraba de estar por lo menos a las cuatro de la mañana en lo más alto de la torre. Un factor principal es la suerte, pues había ocasiones en que la niebla se disipaba muy rápido quitándole la oportunidad de capturar el cuadro.




En cada una de las instantáneas podemos apreciar que el espectáculo que ofrece la naturaleza nunca dejará de sorprendernos, ya que se abre paso a pesar de los obstáculos que se le pongan.

Comentarios

  1. Que hermosas fotografías... Y bien lo dice EL Sam "...el espectáculo que ofrece la naturaleza nunca dejará de sorprendernos..."

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Pintura escurridiza

El lado oscuro de las Princesas de Disney