La simetría de la luz y la noche


En 1982 el director Steven Lisberger lanzó una película que generó reacciones espléndidas hacia el camino que seguía la ciencia ficción. Tron fue el parteaguas para el uso del CGI [Imágenes Creadas por Computadora] y aquí podíamos ver cómo se cruzaba la vida real con la vida de los videojuegos.





La característica medular de Tron radicaba en sus fondos negros con la luminosidad de los trajes y vehículos de los personajes que dejaban una estela de luz. En el 2010 se lanzó Tron: Legacy con efectos más detallados y complejos. Una de tantas cosas que empareja ambas películas son los altos costos económicos de crear los efectos especiales.





Sin meterse en tantos problemas y ahorrando millones de dólares para crear tecnología, el fotógrafo japonés Shinichi Higashi crea la serie Graffiti of Speed/Mirror Symmetry con base en fotografías tomadas en la modalidad de larga exposición. Lo que producen éstas son “imágenes movidas… que dan la sensación de desplazamiento”.





Higashi ocupa esta técnica para fotografiar la velocidad y el movimiento de la vida nocturna de la ciudad de Tokio, principalmente de aquellos objetos que se mueven de un lugar a otro como los vehículos. Las fotografías nos muestran una urbe que parece extraída de Tron, futurista y con una extraordinaria vida que corre a la velocidad de la luz.





Podemos observar carriles llenos de colores radiantes que se acoplan a la modernidad de la arquitectura japonesa. Para lograr que las instantáneas tengan este impacto visual, Shinichi se apoya en el programa Photoshop para darle el efecto de espejo, logrando una simetría espectacular digna de cualquier videojuego o multimedia de sci-fi.





Y como se los mencionamos, no necesita mucho dinero, sólo su cámara, una buena lente, tripie y la sensibilidad de estar en el lugar adecuado y apretar el disparador en el momento preciso.




Comentarios

Entradas populares de este blog

Pintura escurridiza

El lado oscuro de las Princesas de Disney