¿Tomaste el control?


¿Cuántos de ustedes tuvieron videojuegos? ¿Cuántos de ustedes siguen jugando videojuegos? ¿Cuántos de ustedes conocieron o tuvieron las consolas de principios de los ochentas?


En aquella época quienes tenían una consola de videojuegos eran dichosos, los más famosos de la colonia [la delincuencia aún no estaba en los niveles que conocemos, así que podías presumir de tener una sin temor a que te la robaran] y podían invitar a los amigos.


La cita obligada para las partidas de juegos comenzaba a partir de los viernes y se prolongaban el fin de semana. El dueño podía jugar entre semana y adelantarse en los movimientos para ganar, de ahí que siempre salía victorioso ante la burla que sufría el perdedor.


Las desveladas también eran típicas, así como traer los ojos como platos rojos de tanto estar pegado a la televisión.


Aunque no todo lo comprendía la consola. Por obviedad, se necesitaban los cartuchos. Han existido una gama de juegos que ya son icónicos, como el tenis y pinball con los gráficos 8-bit, la familia Pac-Man, Mario Bros. y una lista que comprende el catálogo de entretenimiento.


La destreza de cada jugador se debía a la habilidad mental y manual para operar los diferentes controles. El control de cada consola tenía su chiste, ya que aunque se quisiera, algunos no podían ejecutar las acciones deseadas, como los movimientos perpendiculares.


La evolución de las consolas de videojuegos, los cartuchos y los controles en los pasados treinta años ha sido significativa. Y precisamente de estos últimos el artista español Javier Laspiur toma su inspiración para crear la colección Controllers.


Su recorrido comienza en 1983 con el Teletenis que tenía un control rectangular que consistía en girar un botón para intereactuar con la máquina. Le sigue la consola portátil Casio [precedente del Game Boy, Sega, PSP, Nintendo DS y PSVITA] que contenía gráficos monocromáticos.


¿Cuántos de ustedes recuerdan los callos que se formaban en las manos de tanto jugar? ¿Cuántos de ustedes han sufrido de cierto grado de tendinitis por jugar con el Wii? ¿Cuántos de ustedes desean jugar en este momento?


Para conocer más creatividad de Javier Laspiur, den click en su nombre.


Comentarios

Entradas populares de este blog

Pintura escurridiza

El lado oscuro de las Princesas de Disney