Colaboración especial: Breaking Bad, o la fórmula para volverse malo


El Indie Emergente tiene el honor de presentar la primera colaboración especial. Se agradece infinitamente la dedicación y tiempo para realizar este texto que nos relata las características del por qué Breaking Bad es una serie que se ha convertido de culto. Esperamos que vengan más, las puertas están abiertas...


Horacio Garduño*

La químicacomo la ciencia de la transformación de la magia real, da al personaje calidad de héroe-mago, pero para los guionistas o productores de carne y hueso, esa calidad se traslada a su creador Vince Gilligan. El protagonista Walter White es para nosotros como esos ex-humanos de Men in Black a quienes les han sacado todo y sólo queda de ellos la piel, descansando en el piso, esperando a que un alien los rellene con su "persona".


A Walter lo rellena ese Alquimista Creador con sus elementos sólidos, líquidos y gaseosos: una situación extrema, voluntad, conocimientos, debilidades, carencias, paradojas y fantasmas del pasado que se nos muestran desde la primera temporada: cáncer de pulmón avanzado, un salario de resignado profesor de química, una familia a la que adora y que quedará desprotegida con su muerte, una traición triple de su ahora exitoso ex-mejor amigo, ex-socio y esposo de su gran amor del pasado, una necesidad de reconocimiento profesional que el ser maestro universitario nunca retribuirá.


¿Suena interesante hasta aquí? ¿Podríamos los simples mortales involucrarnos con alguien así? ¿Necesitamos agregar elementos a la fórmula?


Al maestro de química le llega una oportunidad: con sus impecables conocimientos fabricar -sólo para cubrir su necesidad económica y nada más- metanfetaminas, de la mejor calidad existente en la zona, y de la mano de un noble y adorable junkie, listo para ponerse la siguiente inyección a costa de lo que sea, y que se convertirá en su "socio", proveedor-consumidor de toda información relacionada con la calidad, el consumo y los nexos de distribución.


¿Haríamos esto? ¿Arriesgaríamos el resto de vida y nuestra relación familiar por entrar en este negocio "por única vez"?


Las dificultades le llegan a nuestro ahora ya héroe acompañado de su Robin de brazos pinchados: la entrada al inframundo de los dealers, productores, competidores y sus matones es inadvertida... e irreversible. Agregamos otro elemento más a la fórmula: un cuñado, jefe de una división de la DEA que lo estima de manera condescendiente y que husmea con cercanía cada vez más amenazante a un nuevo productor -Walter White- que se ha establecido en la ciudad, y que se está convirtiendo en toda una leyenda.


Los riesgos están al límite, lo que se puede perder es mucho, ¿pero qué otra cosa queda por hacerse? No hay retorno -para nosotros, los simples mortales- Walter asume la realidad de su doble vida, como Tony Soprano intentó hacerlo en su propia improbable contradicción, años antes: vivir en armonía con la familia y con la famiglia.


¿Todavía más elementos para no resistirnos? Los actores Brian Cranston, Aaron Paul; una camioneta Aztec insustituible; una esposa inteligente, de moralidad infranqueable (hasta encontrar su propia mina profesional en el negocio); una gama de verdes que inicia o termina en el verde de las cápsulas de meta; personajes cada vez más oscuros e inmunes al fuego; una atmósfera de vacío con cada vez menos posibilidad de oxígeno.


¿Un último detalle para la fórmula? Sí: la aceptación de que la tabla periódica puede incluir más elementos que están ahí, en la atmósfera, esperando a ser descubiertos y que saben integrarse a esta serie de alquimia única e incomparable.





*Horacio Garduño es jefe de Desarrollo, Promoción y Programación de Cine y Ficción en Once TV México, especialista en cine. Uno de los más grandes fans de Breaking Bad [¿o será de Vince Gilligan, su creador?], motivo por el cual se le pidió colaborar con el Indie Emergente.

Comentarios

  1. ¡Al fin, hasta que se nos hizo! en la oficina no paran de hablar de ella, sé de que va, he visto los trailers, y ahora que leo el artículo...la quieroooooooo!!!
    Qué buena la colaboración!! Gracias Horas, gracias El Sam.

    TL

    ResponderEliminar
  2. Ay me encanta, esperamos que emergan más textos y series como esta. Saludos Nancy

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Pintura escurridiza

El lado oscuro de las Princesas de Disney