Si todo fuera literal...


El lenguaje es una de las grandes características del ser humano, por desgracia, también es una de sus máximas perdiciones. Recordemos que lo que sale de nuestra boca ayuda a construir, pero también a destruir. La responsabilidad que tenemos es el de utilizarlo con cuidado.



Todos tenemos diferentes formas de expresarnos; es muy difícil encontrar a dos personas que hablen de la misma forma, a menos que sea por imitación y eso hace la diferencia.



Hay quienes utilizan el lenguaje concreto para expresar sus ideas y otros utilizan las metáforas o analogías para darse a entender. Este último es muy peculiar y podría pensarse que es más rico, pero eso queda a debate. También existen las palabras compuestas y expresiones que al descomponerlas nos dan otro significado.



Hay quienes dicen que el hablar de esta forma es el reflejo de un vocabulario escaso o de la imposibilidad de darse a entender con el lenguaje básico, pero seamos sinceros, el echar a volar la imaginación con las analogías sabe muy bien.



¿Qué pasaría si todas estas metáforas se hicieran realidad? En verdad que las escenas estarían cargadas de un humor (in)voluntario, objetos inanimados que tendría un rol cómico sin pedirlo.



Ejemplos hay muchos como planta carnívora, planta del pie, se destapó la olla, tinta china, se dispararon los precios, agua de la llave, beso con lengua, café cortado y un sinfín que seguro a ustedes se les pueden venir a la mente.



Con este tipo de palabras y expresiones, el artista Ingesman crea una buena colección de ilustraciones que traslada a lo literal esas letras que en conjunto nos dan una idea que es real, pero que no es utilizada para su verdadero fin.



Disfruten y sonrían con el humor de Ingesman, y si quieren ver más de su ingenio, den click en el nombre.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Pintura escurridiza

El lado oscuro de las Princesas de Disney