lunes, 25 de febrero de 2013

Cuentos de hadas en fotografías




La literatura tiene un sinfín de posibilidades que el ser humano puede explorar -infinitamente mayores al cine y la televisión-. Los límites sólo están dentro de las capacidades -o incapacidades- de la imaginación y las mentes creativas.






Escribir no es un proceso sencillo. Inventar una historia con los personajes, escenarios, lenguaje, ambientación y estilo narrativo es una tarea complicada, pero que conlleva el reto de lograrlo y atrapar a los lectores. Quizá uno de los géneros que tienen mayores libertades, pero que requiere más esfuerzo intelectual, es la literatura fantástica. Crear y hablar de lo que no existe.






Desde tiempos inmemoriales prevalece uno de sus subgéneros que son los cuentos de hadas. Obras de la ficción con protagonistas que provienen de los usos y costumbres de las culturas y que pueden recaer en duendes, elfos, gnomos, brujas, gigantes y, por supuesto, hadas.






La fotógrafa rusa Katerina Plotnikova, con tan sólo 26 años de edad, tiene una fascinación por la historia de Alicia en el País de las Maravillas del escritor Lewis Carroll, por ello su trabajo se rige bajo el lema de Another Tale About Wonderland.






Su inspiración viene de los escenarios narrados en la obra literaria que están envueltos en una atmósfera inquietante que produce la naturaleza y las hadas como habitantes de ese mundo. Su portafolio fotográfico presenta a sus modelos como jóvenes que podrían encantar a cualquier persona con su espíritu, flotando en el aire o enredadas entre las ramas de los árboles.


La apreciación de cada una de las fotografías nos revela que los ingredientes principales en la composición son la naturaleza y la belleza femenina, en ocasiones, acompañadas de sillas, algo peculiar a la historia de Alicia. Dentro de estas rarezas, no faltan las imágenes surrealistas que rinden tributo a otras historias.

sábado, 23 de febrero de 2013

VJ Emergente [14]




Two Door Cinema Club "I Can Talk" del disco Tourist History del 2010




Dog Bite "Prettiest Pills" del disco Velvet Changes del 2013




Dutch Uncles "Fester" del disco Out of Touch in the Wild del 2013




Strange Talk "Cast Away" del disco Cast Away del 2013




Elephant Stone "Heavy Moon" del disco Elephant Stone del 2013

viernes, 22 de febrero de 2013

El almohadón de plumas



A quienes nos gusta la literatura, sabemos que una simple frase, un párrafo o una obra completa, pueden mover sentimientos, cambiar conciencias, pero también, logra ser una fuente de inspiración para crear


Existe una larga lista de obras literarias que han sido llevadas al teatro y/o cine en distintos géneros. Quién no recuerda Los Miserables [Víctor Hugo], Drácula [Bram Stoker], Trainspotting, la Vida en el Abismo [Irvine Welsh], Lo que el Viento se Llevó [Margaret Mitchell], El Resplandor [Stephen King], La Insoportable Levedad del Ser [Milan Kundera] y Harry Potter [J. K. Rowling].


Reconocidos directores y nuevos artistas han cedido al encanto que la literatura provoca. Este es el caso del diseñador y realizador audiovisual chileno Hugo Covarrubias, quien retoma el cuento El Almohadón de Plumas de Horacio Quiroga para crear un cortometraje en stop-motion.


El Almohadón de Plumas es un cuento clásico que narra la historia de una joven esposa que tras un ligero ataque de influenza que la hace permanecer en cama, comienza a debilitarse precipitadamente llevándola a la muerte.


Si bien Covarrubias se apoyó en un gran equipo para su creación, fue él quien se hizo cargo de la dirección, animación, arte, guión y post-producción. Para realizar este trabajo de aproximadamente 10 minutos, utilizó muñecos, sets y props a una escala de 1:7 y para la maqueta de la casa en los planos contextuales exteriores 1:20.


Hugo Covarrubias se distingue por lo que provoca; la iluminación adecuada aunada a pausas certeras, induce a la atmosfera perfecta del misterioso mundo de los cuentos.





Alma Emergente

jueves, 21 de febrero de 2013

Reinventando la calle


A quién no le ha pasado que cuando mira hacia el cielo relaciona una nube con algún objeto o personaje, o en su tránsito diario por la vía pública asocian un elemento con la imagen de algún héroe de ficción o una animación. O qué tal aquellas imágenes religiosas que algunos fieles encuentran en objetos comunes.



El artista francés que se hace llamar OaKoAk ve formas en todas partes y pone manos a la obra para darle otro sentido y vida al paisaje, y por qué no, de paso sacar una sonrisa a los transeúntes que disfrutan de su trabajo.


OaKoAk gusta de poner simpáticos disfraces a las grietas, escaleras, socavones, fachadas, suelos, manchas, cosas rotas, coladeras, bardas, edificios en ruinas y todo lo que encuentre a su paso, aquello que podría no ser tan agradable a la vista, él lo transforma en arte visual, digno de admiración.



De día, el artista originario de Saint Etienne tiene un empleo de oficinista, pero después de cubrir sus horas laborales, se dedica a decorar las calles de su ciudad natal y algunas otras de Francia. OaKoAk no es un estudioso del arte y no sigue ninguna corriente artística, simplemente se vale de su ingenio, creatividad e imaginación para intervenir cualquier espacio.





Las arterias de la ciudad son su gran lienzo, para dibujarlas utiliza esténcils, pintura y adhesivos. Los protagonistas de su obra van desde personajes de cómic, videojuegos y dibujos animados  hasta cuadros famosos como “The Scream”, del artista noruego Munch.



Sin necesidad de cargar el diseño, a OaKoAk sólo le basta con añadir un  poco de color y unas cuantas líneas para completar su misión: hacer un paisaje divertido con un toque humorístico y más agradable a la vista.


Le atrae la condición efímera de su obra y saber que por unos instantes alguien la contemplará y, tal vez, expresará una sonrisa.

miércoles, 20 de febrero de 2013

Las montañas de Tolkien

 
Uno de los escritores más famosos en la historia de la literatura fantástica, y en general de todas las corrientes, es J.R.R. Tolkien [John Ronald Reuel Tolkien]. Creador de los extraordinarios mundos mágicos de El Hobbit, El Silmarillion y la inigualable obra de El Señor de los Anillos, entre otros poemas y textos. El escritor sudafricano ya gozaba de un amplio éxito, sin embargo, gracias a la trilogía fílmica de esta última, su fama traspaso las fronteras.
 




 
La fantasía que traía en su cabeza Tolkien la plasmó a la perfección. Describió escenarios, personajes irreales, inventó lenguajes inimaginables con una coherencia extraordinaria, que juntos en un mismo libro, son un universo lleno de atmósferas mágicas. Entre tantos detalles que quedaron grabados fielmente por el director Peter Jackson en la saga cinematográfica, destacan los paisajes utilizados de las montañas. Lugares lúgubres que imponían hasta el más valiente de los guerreros; terrenos en parte inexplorados por el misterio que envuelven, aunado a la dificultad de estar en ellos.
 




 
El fotógrafo polaco Jakub Polomski, reconocido por sus trabajos de paisajes, le rinde un tributo muy particular a El Señor de los Aniilos por medio de la serie fotográfica Mountains of Mist. Aprovechó que la fotografía para él es sinónimo de viajes, luz y tiempo para emprender el camino que se imagina pudo haber seguido Tolkien en la creación de sus escritos fantásticos.
 




 
Las fotografías monocromáticas fueron tomadas en los Alpes franceses y suizos. Retratan un estado de ánimo que permite transportarnos sin ningún problema a los escenarios mostrados en la versión para cine. Su inspiración ha llevado a Polomski a poner lo más cerca posible la realidad de la fantasía.