La belleza imperfecta



El cielo como lienzo, dispuesto para agregar la belleza de la imperfección de las nubes, es uno de los mejores escenarios para crear historias. La nubosidad tiene un movimiento cadencioso que permite construir situaciones que avanzan como cualquier diálogo. Su construcción es tan compleja que sólo distinguimos una ínfima parte de sus líneas. Su profundidad es imaginaria y se puede constatar cuando se hace un vuelo en avión u otro vehículo aéreo. Eric Hosford dilucida los contornos de esos algodones en la serie Clouds.









Comentarios

Entradas populares de este blog

El lado oscuro de las Princesas de Disney

Pintura escurridiza